Creando lazos de Amistad

por Liz Lorente, Reino Unido

265

popularidad

Liz Lorente

En el año 2008 tenía el deseo de llevar a cabo algún tipo de trabajo voluntario relacionado con el medioambiente, ya que considero que la mayor amenaza para la preservación de nuestra existencia en este planeta es el dióxido de carbono y sus efectos en el caos medioambiental que experimentamos en la actualidad. Esta idea concordaba completamente con mi comprensión acerca del principio budista referido a la "unidad del sujeto y el entorno". Alentada por esta idea, en marzo de 2009 indagué un poco más sobre el movimiento "Transition Iniciative" y comencé a asistir a las primeras reuniones en mi localidad, Marlow.

Este movimiento consiste en establecer un proceso, dirigido por la comunidad, que contribuya a que un barrio o un vecindario se convierta en un lugar más fuerte y más feliz. Es justo todo lo contrario a quedarse sentado en el sofá de casa sin hacer nada, quejándonos todo el tiempo sobre lo que no marcha bien. Se trata de ponernos en pie y llevar a cabo acciones constructivas junto con nuestros vecinos y amigos del barrio, generando una transición hacia un futuro energéticamente más eficiente. Yo me convertí en una de las nueve personas que elaboraron la estructura legal de lo que pasó a llamarse "Transition Town Marlow" (TTM) y participé también en algunos de los proyectos iniciales.

Considero tanto mis actividades en SGI como mis actividades en TTM una especie de viaje y, el hecho de practicar el budismo Nichiren, me ha posibilitado enfrentar desafíos, avanzar hacia delante y nunca rendirme.

A principios de 2011, algunas personas comenzaron a abandonar el grupo de TTM por diversas razones. Finalmente, siete de los nueve miembros se marcharon y quedamos tan solo otra persona y yo. Se nos sugirió que quizá deberíamos poner punto final a aquella organización comunitaria que habíamos formado. Sin embargo, yo no pensaba rendirme tan fácilmente y desperdiciar toda la energía y el trabajo que habíamos invertido, y aunque continuamos con nuestras reuniones a lo largo de 2011, las cosas no pintaban muy bien para TTM.

El espíritu de no rendirse jamás

Dirigí mi mirada hacia mi práctica budista para tratar de entender cómo transformar la situación y continuar hacia delante, haciendo frente a una organización que menguaba por momentos. La SGI proporciona una guía maravillosa para desenvolverse en una organización que gira en torno a las personas, así que me di cuenta de que podía recurrir a mi experiencia en la organización de reuniones locales de la SGI para revitalizar TTM.

artículo relacionado Una transformación familiar Una transformación familiar por  Ricky Ng,  Canadá Ricky NG describe la manera en que pudo encontrar las respuestas que estaba buscando y guiar a su familia de la resignación a la esperanza, a través de su práctica budista. A principios de 2012 organicé un evento de puertas abiertas con un espacio para Café Verde. En este tipo de foros las personas pueden reunirse y conversar sobre lo que les gustaría que sucediera en su comunidad. Veinte personas acudieron al evento de puertas abiertas y dieciocho al espacio de Café Verde. Dos nuevos visitantes sugirieron un proyecto de plantación de flores silvestres para la protección de las abejas y las mariposas en todo Marlow. Desde estos encuentros, ocho personas han comenzado a asistir regularmente a nuestras reuniones mensuales de TTM.

Como suele suceder en las organizaciones que están conformadas en torno a personas, las desavenencias comenzaron a surgir. Afortunadamente, por aquella época tuve la oportunidad de participar en un curso budista y me di cuenta de que la conexión entre TTM y la filosofía de la SGI era aún más fuerte de lo que yo pensaba. Entonces, tomé la determinación de llevar a TTM el espíritu de la SGI sobre el respeto y la capacidad para trascender las diferencias.

Comencé este proceso utilizando el diálogo, herramienta de la que siempre habla el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda. Alenté a las personas utilizando un concepto que había escuchado en una conferencia budista. Cuando dos personas tienen diferentes ideas o distintas formas de hacer algo, a menudo surge la creencia de "yo tengo razón" y "tú estás equivocado", y esto crea la base para el conflicto. Sin embargo, cuando empezamos a mirar algo con los ojos de un Buda nuestra actitud cambia y podemos empezar a pensar "yo tengo mi forma de hacer las cosas y tú tienes la tuya". Traté de aplicar este punto de vista con los miembros de TTM. Hablé con cada uno personalmente y los animé a no darse por vencidos.

Fomentando el espíritu comunitario

En 2013, Marlow perdió su pequeño mercado de agricultores locales, actividad que se había mantenido durante muchos años gracias a grandes esfuerzos. Pude ver en este hecho una nueva oportunidad para TTM, así que formamos un pequeño grupo y comenzamos nuestro propio Mercado Comunitario de Marlow en mayo de 2013.

Liz con su marido en el Mercado Comunitario de Marlow.Liz con su marido en el Mercado Comunitario de Marlow.

Hasta la fecha, marzo de 2015, el mercado ha estado organizado completamente gracias al trabajo de personas voluntarias. Trato de poner en práctica todo lo que he aprendido a través de mis actividades en la SGI para expresar siempre gratitud a todas las personas por sus esfuerzos mientras que, a la vez, capeo el temporal de las dificultades con una sonrisa en la cara. Es un mercado muy activo y a veces es difícil que todos los vendedores estén contentos. Intento siempre recordar que, en última instancia, cualquier proyecto de TTM trata sobre las personas y, en verdad, en el Mercado se respira un ambiente maravilloso, algo a menudo comentado tanto por vendedores como por clientes.

Uno de los vendedores dijo recientemente: 'El mercado es realmente agradable; hacer amistad con otros vendedores, comprarnos mercancías unos a otros…, y no menos importante, tener a nuestros encantadores clientes deambulando de puesto en puesto cada vez'. Para mí, este es el ethos de TTM puesto en acción, y, aún más importante, se ha convertido en un modo muy gratificante de construir la paz en nuestra comunidad.

El Ayuntamiento de Marlow ha tomado buena nota de lo que estamos haciendo. Ya me han invitado a dos actos cívicos y de forma periódica nos solicitan que nos reunamos con ellos puesto que estamos llevando a cabo muchos de sus objetivos. TTM y su mercado local han aparecido también en la publicidad que el ayuntamiento realiza.

La "guinda del pastel" ha sido que gracias a las actividades del mercado, TTM ha recaudado 4.000 libras (unos 6.000 dólares), dinero que será utilizado para crear un huerto en un terreno comunitario destinado al esparcimiento. El Presidente Ikeda escribe: "A menudo sucede que el elevado espíritu de una sola persona puede abrir por si solo el camino hacia una nueva corriente de pensamiento".

Como anteriormente mencioné, definitivamente la importancia reside más en el viaje que en el destino final, un viaje que sigue proporcionándome la mayor de las alegrías.

[Adaptado y traducido del número de junio 2015 de la revista The Art Of Living, SGI-Reino Unido. Fotos cortesía de SGI-Reino Unido]

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba