Por una sociedad global sostenible: Aprendizaje para el empoderamiento y el liderazgo

por Daisaku Ikeda, Presidente de la Soka Gakkai Internacional

201

popularidad

Por una sociedad global sostenible

El siguiente texto es un extracto de una propuesta redactada por el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, con motivo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río + 20), celebrada en Río de Janeiro, Brasil, en junio de 2012.


[Foto de Daisaku Ikeda © Seikyo Shimbun] [Foto de Daisaku Ikeda © Seikyo Shimbun]

Helen Clark, administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), realizó esta categórica afirmación al referirse a la importancia de la Conferencia Río+20:

La sostenibilidad no es solo, en primera instancia, un tema ambiental […]. Se trata, sobre todo, de la forma en que elegimos vivir nuestra vida, conscientes de que todo lo que hacemos tiene consecuencias para los 7000 millones de habitantes del planeta, así como para los miles de millones que vendrán en los próximos siglos.

Hoy en día, vemos un clamor generalizado que urge la transición de un paradigma que persigue riquezas materiales a un paradigma de sostenibilidad. Para lograr ese propósito, debemos, desde luego, revisar y corregir las políticas económicas y ambientales vigentes; pero no bastará con ello. Debemos someter a escrutinio la mismísima naturaleza de la civilización humana, desde el modo en que están organizadas nuestras sociedades hasta la manera en que vivimos nuestra vida cotidiana.

Por cierto, es una realidad innegable que muchas sociedades seguirán priorizando el crecimiento económico. Pero creo que es necesario que todas examinen nuevamente los objetivos y las razones que subyacen bajo ese crecimiento, y que estén plenamente conscientes de que existen otras prioridades. Tengo la esperanza de que la Conferencia Río+20 incentive una profunda y seria consideración sobre dichas cuestiones.

El catastrófico terremoto que golpeó el Japón en marzo de 2011 puso en evidencia estas cuestiones del modo más penoso.

Hacia la sostenibilidad

La pérdida de vidas, el menoscabo de la dignidad, y la destrucción del entorno natural y ecológico con el que están familiarizados los miembros de la comunidad son los crueles resultados no solo de los desastres naturales, sino de los conflictos armados y la degradación ambiental. Por ejemplo, en el caso del cambio climático, no existe lugar que pueda escapar completamente de los riesgos a largo plazo; la totalidad de los actuales habitantes de la Tierra sentirá su impacto y, más adelante, por añadidura, las generaciones venideras.

En tal sentido, modificar el rumbo de la civilización hacia la sostenibilidad requiere que las cuestiones implicadas se consideren desde una escala auténticamente humana, dentro del contexto y de las experiencias del diario vivir. Es allí donde debemos sentir plenamente el peso de la dignidad inalienable de la vida y reflexionar sobre lo que es verdaderamente importante para nosotros y sobre lo que debemos proteger unidos.

Esa es la razón por la que es inaceptable pretender el logro de la sostenibilidad como una simple cuestión de ajuste de políticas para optimizar el equilibrio entre las necesidades económicas y ecológicas. Por el contrario, la sostenibilidad debe ser entendida como un reto y una empresa que requiere el compromiso de todos. En esencia, la sostenibilidad significa trabajar para construir una sociedad que priorice ante todo la dignidad de la vida, la dignidad de todos los miembros de las generaciones actuales y de las venideras, así como de la biosfera que nos sustenta.

Para muchas personas, la sostenibilidad evoca imágenes de una serie de restricciones que se imponen a los individuos y a las sociedades. Pero un enfoque de tal estrechez será incapaz de generar la ola expansiva que se requiere para lograr una transformación.

Aunque los recursos físicos son limitados, el potencial humano es ilimitado y nuestra capacidad de crear valor es infinita. La verdadera importancia de la sostenibilidad yace, a mi criterio, en que constituye un concepto dinámico dentro del cual existe una lucha o competencia para generar valor positivo y compartirlo con el mundo y con el futuro.

Para leer el texto completo visite: https://www.sgi.org/es/acerca-de-nosotros/propuestas-del-presidente-ikeda/propuesta-sobre-medio-ambiente-20120605.html

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba