Volver a la lista

Restauración del río Taehwa

Shin Won-suk
Corea del Sur

Shin Won-suk durante la limpieza de las aguas del TaehwaShin Won-suk durante la limpieza de las aguas del Taehwa

Practico el budismo de Nichiren desde 1973. A través de las actividades de la SGI, aprendí sobre la importancia de sensibilizarnos con respecto al bienestar de los demás y de la sociedad toda.

El presidente de la Soka Gakkai Internacional, Daisaku Ikeda, alienta constantemente a las personas a convertirse en individuos capaces de realizar aportes a la comunidad y a la sociedad. Debido a ello, un día me puse a pensar en cómo yo podría contribuir desde mi lugar. Me di cuenta de que no era necesario hacer algo fuera de serie, sino que podía aprovechar mi experiencia en la jardinería y el paisajismo para restaurar el río Taehwa de mi ciudad, Ulsán, que estaba terriblemente contaminado.

El río Taehwa ha sido considerado históricamente una de las fuentes de vida más importantes de la región. Sin embargo, debido al extraordinario desarrollo de Ulsán como eje de producción nacional, el Taehwa terminó siendo contaminado por los residuos industriales y apodado "el río de la muerte".

Reforestación con bambúReforestación con bambú

Para recuperar la salud del entorno natural, es necesario protegerla activamente. Una vez hecha la decisión de actuar como "el custodio del río Taehwa", y con la ayuda de los vecinos y los miembros de la SGI de Corea del Sur, comencé a recoger basura y a plantar bambúes en la cuenca hidrográfica, y a mantener el crecimiento de las ramas de las orillas. Desde 2008, como presidente de un grupo de restauración ecológica de la localidad, integrado por unos setecientos voluntarios, he dirigido una serie de labores semanales para retirar desechos del río Taehwa, limpiar las sendas para los montañistas y reciclar la basura. A la par, ofrecí conferencias y talleres en universidades, para sensibilizar al público sobre la importancia de la protección ambiental.

Han pasado siete años desde que comencé a trabajar por la restauración del río Taehwa. Hoy, el río ha recobrado su belleza. Los peces y las garzas han vuelto. Mis compañeros y yo seguiremos trabajando para mantenerlo. Se requiere tiempo y esfuerzo para restaurar el medio ambiente. A pesar de que es natural sentir frustración y cansancio al no obtener resultados inmediatos, yo me siento muy alentado por las palabras de agradecimiento de la gente de la colectividad. Cuando oro en las noches, al término de una agotadora jornada de voluntariado, siento gran plenitud. Eso me da energías para seguir.

Voluntarios recogen basuraVoluntarios recogen basura

Nichiren Daishonin escribió: "[Q]uien enciende un farol para alumbrar a otros ilumina su propio camino". (NICHIREN: The Writings of Nichiren Daishonin [Los escritos de Nichiren Daishonin], Tokio, Soka Gakkai, 2006, vol. 2, pág. 1060.)

El budismo enseña el principio de "la unidad de la vida y su entorno", lo cual significa que la existencia de un sujeto y su entorno están conectados en una relación indivisible. Me siento contento de que los pequeños pasos que he dado para transmitir el espíritu de coexistencia armoniosa con la naturaleza han tenido sus frutos, y he podido contribuir a mejorar nuestro medio ambiente y la vida de los habitantes de mi comunidad. Cada quien pude generar un cambio, cuando no se deja abatir por los problemas.

[Fuente informativa y fotográfica: Revista SGI Quarterly, enero 2013.]

▲ Arriba