Volver a la lista

Descubrí mi misión

Enid Trevett
Escocia

Enid y Mike

Mi pareja Mike y yo administrábamos una empresa de diseño, cuya decadencia era la causa de nuestras desavenencias. En 2003, al leer la Propuesta de Paz que el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, había publicado en 2002, encontré una parte en la que éste hablaba de la Carta de la Tierra y exhortaba a promover sus principios. Esto me impresionó mucho y me dije: “¡Esto es algo que sí podemos hacer!”. Inmediatamente, compartí este pensamiento con Mike. Él estuvo de acuerdo en apoyar la visión del presidente Ikeda y promover la Carta en Escocia.

Ese mismo año, participamos en la organización de la Cumbre Comunitaria de la Carta de la Tierra en Escocia. Posteriormente, Mike volvió a la universidad para estudiar gestión pública. Después, fundamos una organización no gubernamental de beneficencia denominada Acción para el Cambio (Escocia), con el propósito de fortalecer a la comunidad y fomentar la sostenibilidad. Más tarde, yo también volví a la universidad para estudiar derecho ambiental.

En 2008, Acción para el Cambio se convirtió en la primera entidad de su tipo de Escocia que fue registrada como organización afiliada de la Carta de la Tierra Internacional. Actualmente, nuestra organización fomenta el desarrollo sostenible a través de proyectos educativos para instituciones y los más diversos sectores de la comunidad, aplicando la fórmula “aprender, reflexionar, empoderar” sugerida por el presidente Ikeda.

Los principios de la Carta de la Tierra y del budismo son similares. El lema del 10o aniversario de la Carta es “Se empieza con uno”, lo cual concuerda con el budismo que alienta a las personas a buscar primero la transformación interior para lograr cambios en el entorno. Por ello, estoy dedicada, de tiempo completo, al desarrollo de mi comunidad, mediante la promoción del diálogo sincero para revitalizar el corazón humano.

[Nota: Un artículo relacionado fue publicado en el número de julio de 2010 de la revista SGI Quarterly.]

▲ Arriba