Reunión de diálogo
Miembros de la SGI en una reunión local de diálogo en Estados Unidos [Kingmond Young]

La Soka Gakkai Internacional (SGI) es una organización budista que promueve la paz, la cultura y la educación, en base al principio del respeto a la dignidad de la vida. Los miembros de la SGI presentes en 192 países y territorios abrazan la filosofía humanista del budismo Nichiren.

Los integrantes de la SGI, que extraen su potencial inherente a través de la práctica budista, se esfuerzan para contribuir a sus comunidades y coadyuvar a resolver asuntos acuciantes de índole global como ciudadanos mundiales. Trabajan para construir una cultura de paz fomentando el diálogo y la no violencia seguros de la interconexión entre felicidad personal y paz colectiva.

La SGI es una organización no gubernamental asociada a las Naciones Unidas. Colabora con entidades de la sociedad civil, agencias intergubernamentales y colectivos religiosos en los ámbitos del desarme nuclear, la educación en derechos humanos, el desarrollo sostenible y la asistencia humanitaria.

Práctica diaria

Practicando

La prática budista que los miembros de la SGI llevan a cabo diariamente en sus hogares consiste en la entonación de la frase “Nam-myoho-renge-kyo” y la recitación de segmentos del Sutra del loto.

En cada localidad, los miembros de la SGI se congregan regularmente, en reuniones de diálogo, para aprender sobre los principios budistas y su aplicación en la vida cotidiana. Con el fin de alentar e infundir valentía a los demás, los asistentes suelen compartir sus experiencias de revolución humana, narrando cómo han transformado positivamente sus vidas y cómo han superado problemas a través de la práctica budista.

Raíces Históricas

La SGI se inspira en las enseñanzas budistas que Shakyamuni estableció en el subcontinente indio centradas en el valor del respeto al ser humano y a la dignidad de la vida.

A lo largo de sus viajes, Shakyamuni se dedicó a propagar extensamente la iluminación que había adquirido acerca de la naturaleza de la vida. La enseñanza central del budismo Mahayana que contiene la verdad a la que despertó Shakyamuni se encuentra en el Sutra del loto. El Sutra del loto postula que la Budeidad es un estado inherente a todo ser humano que permite manifestar sabiduría, preocupación genuina y valentía.

El Sutra de loto fue difundido y desarrollado por numerosos eruditos y maestros del budismo en India, China y Japón, entre los cuales se destacan el gran maestro chino Zhiyi (Tiantai o T’ien-t’ai Chih-i) y el sacerdote japonés Nichiren.

En el siglo XIII, Nichiren expuso el “Nam-myoho-renge-kyo” como la esencia del Sutra del loto, y enseñó a entonar dicha frase como medio fundamental para vencer el sufrimiento y transitar por vidas dichosas y significativas.

La SGI es un movimiento internacional de base ciudadana conformado por doce millones de personas. Promueve el mensaje del empoderamiento humano del Sutra del loto y de Nichiren en el mundo actual.

Historia

Tsunesaburo Makiguchi con miembros en Japón, 1941
Tsunesaburo Makiguchi (en primera fila, en el centro) con miembros en Japón, 1941

Los inicios de la SGI se remontan a 1930, cuando Tsunesaburo Makiguchi y Josei Toda establecen en Japón la Soka Kyoiku Gakkai (Sociedad para la creación de valor).

La organización, presidida inicialmente por Makiguchi, nace como una agrupación de educadores que buscaba reformar el sistema pedagógico del país. Posteriormente, se convierte en un movimiento dedicado al mejoramiento de la sociedad mediante la transformación interior de las personas basada en el budismo Nichiren.

En 1943, Makiguchi y Toda son encarcelados, acusados de cometer crimen de pensamiento. Makiguchi fallece en prisión y Toda, puesto en libertad, inicia la reconstrucción de la Soka Gakkai en 1945. Toda asume luego el cargo de segundo presidente.

En 1947, Daisaku Ikeda conoce a su maestro de vida Josei Toda en medio del caos de la posguerra, e ingresa en la Soka Gakkai. En 1960, Ikeda asume la tercera presidencia, tras lo cual la organización experimenta un gran crecimiento en su membresía a nivel mundial.

En 1975, se crea oficialmente la Soka Gakkai Internacional (SGI), con Ikeda como su presidente. La SGI se constituye como una alianza de entidades de la SGI en todo el orbe que practican el budismo respetando la cultura y la tradición de cada lugar.

Budismo en acción por la paz

Miembros de la SGI de Argentina recogen firmas para la abolición de las armas nucleares
Miembros de la SGI de Argentina recogen firmas para la abolición de las armas nucleares

Las organizaciones que constituyen la SGI promueven la paz, la cultura y la educación de acuerdo a las circunstancias culturales de cada localidad, en base al principio del respeto a la dignidad de la vida.

La SGI realiza exposiciones, simposios, conferencias y campañas con el fin de concienciar a la sociedad en temas como el diálogo interreligioso y la no violencia. Como entidad de base ciudadana efectúa actividades culturales y proyectos comunitarios, así como también ofrece asistencia humanitaria en caso de crisis.

Desde 1983, el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, publica anualmente unas propuestas de paz dirigidas a la comunidad internacional en torno a temas apremiantes para la humanidad. En estos documentos, el presidente Ikeda propone soluciones basadas en la filosofía budista.

En el afán de contribuir a la sociedad, los miembros de la SGI han venido impulsando, en conjunto con otras ONG, varias de las cuestiones mencionadas en estas propuestas.

Para más información sobre el propósito y los principios rectores de la SGI, por favor lea la Carta de la SGI.

Nuestro mensaje

arriba