Volver a la lista

Sobre el kosen-rufu

[Fuente: IKEDA, Daisaku: “La revolución humana y el kosen-rufu”, Conversaciones sobre la juventud: Para los protagonistas del siglo XXI. Originalmente publicado como una serie de diálogo en el Koko Shimpo, periódico quincenal de la División de Estudiantes de Segunda Enseñanza Superior de la Soka Gakkai.]

Dialogue in Buddhism

El kosen-rufu es la transmisión de la Ley Mística de una persona a otra. También lo es la transmisión de diez mil a cincuenta mil personas. Pero el kosen-rufu no es cuestión de números; sino un proceso, un fluir eterno. Esta visión no es algo que vaya a concluir en determinado momento. No es que un día vamos a sentarnos y a decir: “Bueno, ya está: logramos el kosen-rufu”. Esa actitud no sólo prenunciaría la muerte espiritual, sino que anularía toda nuestra motivación para hacer la revolución humana individual.

El kosen-rufu es incesante. Aunque uno trate de describirlo definiendo las condiciones necesarias, en realidad el kosen-rufu no tiene una forma establecida.

[…]

Kosen quiere decir “declarar ampliamente”. “Ampliamente” implica difundir al mundo, a un número cada vez mayor de personas y a un espectro más amplio de gente. “Declarar” se refiere a proclamar nuestros ideales, principios o filosofía. El ideograma ru, de rufu, que significa “fluir”, habla de una corriente “como la de un gran río”, y fu (ʻtelaʼ) implica “desplegarse como una pieza de tela”.

La enseñanza de la Ley Mística no tiene nada que ver con la apariencia, la forma o el falso orgullo. Fluye libremente, a toda la humanidad, por todo el planeta. Como un paño que se despliega y desenrolla, cubre todas las cosas. Así que rufu transmite la imagen de algo que fluye en libertad y que llega a todos los confines.

Al igual que una pieza de tela, el kosen-rufu se teje con hebras verticales y horizontales. Las fibras verticales representan la transmisión de las enseñanzas del Daishonin de maestro a discípulo, de padre a hijo, de creyente veterano a creyente novato. Los hilos horizontales representan la difusión imparcial de la enseñanza, que trasciende fronteras nacionales, clases sociales y demás criterios de discriminación. 

Dicho en pocas palabras, el kosen-rufu es un movimiento para transmitir a personas de todas las clases sociales y nacionalidades los principios primordiales de la paz y el camino esencial hacia la felicidad, mediante la filosofía y la enseñanza correcta de Nichiren Daishonin. 


[…]

Cualquier comerciante o vendedor, por ejemplo, cree que su producto es el mejor –se trate de televisores, hamburgueserías o de una verdulería—, y se desvela por hacer que la mayor cantidad de personas conozca las ventajas de adquirirlo. Este, en cierto sentido, sería un ejemplo de difundir ampliamente las convicciones (kosen-rufu).

Los administradores de colegios creen que sus instituciones educativas tienen los mejores métodos y forman los mejores alumnos, y quieren darlo a conocer todo lo que sea posible. Sus actividades para promover el prestigio escolar también son, en cierta medida, una amplia propagación de sus creencias.


[…]

No podemos vivir solos, aislados de nuestros semejantes. En japonés, la palabra ser humano (ningen) se escribe con dos ideogramas chinos que, combinados, significan “entre personas”. Es mediante nuestra interacción con las personas que perfeccionamos nuestra vida y crecemos como seres humanos. 

Por ende, es natural que tratemos de compartir con la mayor cantidad posible de personas nuestra filosofía e ideales, cuando ellos nos despiertan total convicción. Es nuestro deber y, también, nuestro derecho. 

Los animales acopian alimentos sólo para sí mismos. Si guardásemos sólo para nosotros algo que hemos descubierto y que nos hace felices, significaría que estamos en estado de Animalidad (egoísmo) y de Hambre (codicia). El deseo de compartir la verdad y de dar a conocer los medios de lograr la felicidad es un rasgo distintivo de la filosofía, de la educación, de la cultura y del Budismo.


[…]

El kosen-rufu significa compartir la vida con nuestros compañeros, mediante la amistad y el diálogo, esforzarnos junto a ellos para hallar la forma de ser personas más felices y mejores. Esa alianza de individuos que trabajan por la felicidad de todos es el kosen-rufu.

▲ Arriba