Aliento diario

22 de mayo

Debemos cultivar un estado de vida en el que podamos disfrutar plenamente, en todo momento. Nuestra alegría tendría que ser tal, que incluso en el momento de la muerte nos haga declarar con una feliz sonrisa: "¡Todo ha sido maravilloso! Veamos, ¿adónde voy ahora?". Esa es la condición de vida de las personas de fe firme, quienes renacerán si demora con la forma y en el lugar que coincidan exactamente con sus deseos. La fe nos permite lograr un estado de vida generoso y abarcador que nos hace disfrutar absolutamente de todo a lo largo de nuestra existencia.

 

Daisaku Ikeda, presidente de la SGI

[Esta sección presenta una antología de citas de Daisaku Ikeda, extraídas de orientaciones vertidas en distintas ocasiones.]