Aliento diario

13 de marzo

Si no practicamos el gongyo, el ritmo de nuestra vida se alterará, tal como se oxida un motor que no se aceita. La realización del gongyo y la entonación del daimoku son como el acto de encender el motor de un auto cada mañana y manejar el vehículo hacia la felicidad y la verdad. Al hacerlo, día tras día, ustedes irán adquiriendo gradualmente una unión perfecta con el universo y con la Ley. Ese estado es el estado de Buda.

 

Daisaku Ikeda, presidente de la SGI

[Esta sección presenta una antología de citas de Daisaku Ikeda, extraídas de orientaciones vertidas en distintas ocasiones.]