Aliento diario

30 de agosto

Nichiren sostiene: "La voz realiza la tarea del Buda" (Gosho zenshu, pág. 708). Entonar la Ley Mística es alabar al Gohonzon. Al escuchar el son del daimoku, las deidades celestiales se ponen en acción para protegernos. Una voz débil y poco clara no las conmoverá en absoluto. Por eso es importante que entonemos el daimoku con voces claras, fuertes y llenas de júbilo.

 

Daisaku Ikeda, presidente de la SGI

[Esta sección presenta una antología de citas de Daisaku Ikeda, extraídas de orientaciones vertidas en distintas ocasiones.]