Aliento diario

27 de abril

La edad no es una excusa para darse por vencido. Si se permiten volverse pasivos y retroceder, estarán ante una señal de derrota personal. Puede haber una edad para jubilarse del trabajo, pero no existe una edad para jubilarse de la vida. ¿Cómo podría haber entonces "una jubilación" en el mundo de la fe? La Ley budista es eterna y se expande a lo largo de las tres existencias del pasado, el presente y el futuro; y uno de los beneficios de la fe es la juventud perenne y una vida imperecedera.

 

Daisaku Ikeda, presidente de la SGI

[Esta sección presenta una antología de citas de Daisaku Ikeda, extraídas de orientaciones vertidas en distintas ocasiones.]