Aliento diario

24 de marzo

La lucha que emprendemos para obtener respuesta a nuestras oraciones nos fortalece. Si lográramos de inmediato aquello por lo que oramos, nos volveríamos consentidos y decadentes. Viviríamos una vida indolente, sin la oportunidad de realizar ningún esfuerzo o lucha. Como resultado, terminaríamos siendo personas vacías. ¿Qué sentido tendría entonces la fe?

 

Daisaku Ikeda, presidente de la SGI

[Esta sección presenta una antología de citas de Daisaku Ikeda, extraídas de orientaciones vertidas en distintas ocasiones.]