Aliento diario

23 de noviembre

Si tuviéramos que realizar una analogía, el pensamiento y la filosofía serían como el corazón y el sistema respiratorio del cuerpo humano. Cuando el corazón está sano, todo el cuerpo mantiene una actividad saludable. Ese mismo principio se aplica tanto al individuo como a la sociedad. La SGI tiene la misión de actuar como el corazón que asegura el funcionamiento saludable de la sociedad. Consecuentemente, cuidar y proteger a la SGI (el corazón) hace que la sangre fresca del humanismo fluya y nutra todas las áreas de la sociedad, entre otras, la cultura, la política y la economía.

 

Daisaku Ikeda, presidente de la SGI

[Esta sección presenta una antología de citas de Daisaku Ikeda, extraídas de orientaciones vertidas en distintas ocasiones.]