Aliento diario

22 de febrero

¿Cuál fue el secreto del triunfo de Edison? Según sus palabras, se debió a no renunciar jamás antes de lograr su objetivo. No darse por vencido es la única manera. Una vez que lo hacen, están derrotados. Lo mismo sucede en el mundo de la fe. Abandonarlo no es tener fe. Tenemos que seguir entonando daimoku hasta que nuestra oración reciba respuesta. Esa es la manera correcta de orar.

 

Daisaku Ikeda, presidente de la SGI

[Esta sección presenta una antología de citas de Daisaku Ikeda, extraídas de orientaciones vertidas en distintas ocasiones.]