Aliento diario

10 de julio

Beethoven está considerado un genio. Pero debemos ser conscientes de que su genio se basaba en su increíble y agotador esfuerzo. Todo se reduce al trabajo arduo, a los esfuerzos tenaces. No podrán convertirse en personas de primer nivel si adoptan una actitud ligera y desaprensiva, con la idea de que las cosas, de alguna manera, se arreglarán. En consecuencia, el lema de Beethoven era: "Ni un día sin una nota". Cada día, sin fallar nunca, escribía música. No dejaba transcurrir ni una sola jornada sin trabajar. Continuar cada día es tal como nuestra práctica del gongyo. Realizar esfuerzos persistentes a diario es una fuente de la que surge una enorme energía.

 

Daisaku Ikeda, presidente de la SGI

[Esta sección presenta una antología de citas de Daisaku Ikeda, extraídas de orientaciones vertidas en distintas ocasiones.]