¿Cómo ha contribuido a la paz?

Daisaku Ikeda, nacido en 1928 en Tokio, experimentó directamente los horrores de la guerra. Debido a ello, decidió que dedicaría su vida a promover la paz y a restaurar las relaciones entre la China y el Japón. Durante más de cinco décadas, ha trabajado por este cometido, fomentando, por ejemplo, la abolición de las armas nucleares, impulsando recolecciones de firmas, publicando propuestas y escribiendo una gran diversidad de obras. Durante la Guerra Fría, en especial, impulsó personalmente la diplomacia ciudadana para eliminar la tensión entre la China y la Unión Soviética. En su afán de lograr la comprensión mutua entre los pueblos del mundo, Ikeda ha dialogado con innumerables personas, fruto de lo cual se han publicado en forma de libro cincuenta de dichos intercambio. Asimismo, como presidente de la SGI, desde 1983, ha publicado anualmente propuestas para la paz que reflejan el pensamiento humanista del budismo, con el propósito de exponer formas de resolver los temas que afectan al mundo. Ikeda ha establecido varias instituciones que promueven la paz, la educación humanística y el intercambio cultural.

Nuestro mensaje

arriba