Jóvenes Plantas de la Paz: Haciendo de la dignidad algo personal en Tailandia

por Chanikarn Mint Wongviriyawong, Tailandia

62

popularidad

Dando la bienvenida al festival de la paz, organizado por el YPP el 15 de agosto 2015, a jóvenes procedentes de los países asiáticos vecinos.Dando la bienvenida al festival de la paz, organizado por el YPP el 15 de agosto 2015, a jóvenes procedentes de los países asiáticos vecinos.

Jóvenes Plantas de la Paz (YPP en inglés) es un grupo de jóvenes que trabaja en Tailandia por la creación de una cultura de paz basada en el respeto a la dignidad de la vida. Su estructura se creó en 2013 a partir de la colaboración entre el grupo de estudiantes de la Soka Gakkai de Tailandia y el grupo de idioma inglés de Bangkok, y en la actualidad se compone de unos 70 miembros aproximadamente. En el corazón de las actividades del YPP se encuentra nuestro esfuerzo por poner el espíritu del humanismo budista en práctica en nuestras comunidades locales, es decir, valorar a cada individuo y cultivar su capacidad de transformarse de manera positiva.

Una de las fuentes de inspiración para la creación del grupo fue un pasaje de la novela serializada del presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, La Nueva Revolución Humana, en la que reflexiona sobre su primera visita a Tailandia en 1961: Tailandia está destinada a ser un centro importante del cual emanará la luz de la felicidad que brillará en toda Asia, un faro que iluminará el camino para sus muchos pueblos. "

Cuando regresé en 2012 a Tailandia, mi país de origen, y después de 12 años de estudio en los EE.UU, me enfrenté a un choque cultural a la inversa y me costaba un gran esfuerzo encontrar el sentido de mi misión. Fue durante este período que me encontré con el pasaje anterior. Me ayudó a darme cuenta de que la cultura tailandesa contiene de forma inherente la compasión, la generosidad y el respeto a la vida. Por ejemplo, el gesto de poner nuestras palmas de las manos juntas e inclinarnos en reverencia cada vez que nos encontramos con alguien representa nuestro respeto por los demás.

Me ha llevado tres años descubrir que Tailandia tiene el gran potencial de convertirse en un modelo de sociedad pacífica. Es sólo cuestión de poner este potencial en primera línea y que de este modo sea testimonio de la forma en que vivimos nuestras vidas. Esto se ha convertido en el objetivo de las actividades del YPP y en el sentido de misión que había estado buscando.

Los miembros del YPP visitan un hogar de ancianos para practicar el arte de escuchar.Los miembros del YPP visitan un hogar de ancianos para practicar el arte de escuchar.

En uno de nuestros proyectos, hemos estudiado maneras de participar eficazmente en el diálogo así como el papel que juega la escucha en este proceso. Fue entonces cuando nos llevaron a un hogar de ancianos en la provincia de Chonburi para practicar el hábito de la escucha con las historias de nuestros mayores. A través de este sencillo acto aprendimos mucho y nos dimos cuenta de cómo nuestra voluntad de escuchar suponía a su vez un gran aliento para las personas a las que habíamos ido a visitar.

Centrándonos en el poder del aliento de persona a persona, YPP comenzó una campaña de dos meses llamada "Reacción en Cadena de la Esperanza" con el objetivo de alentar a 20.000 jóvenes, amigos y conocidos, a través de enviarles tarjetas postales escritas a mano y diseñadas por nuestro equipo. Una de las participantes, afectada de Parkinson de forma temprana, se desafió a escribir 50 postales cada día. Incluso después de terminada la campaña, todavía escribe postales para animar a otras personas y el temblor de sus manos ha llegado a ser casi imperceptible.

El grupo YPP se reúne mensualmente para leer extractos seleccionados de libros de destacados filósofos, activistas por la paz y líderes mundiales, y dialogar así sobre temas diversos, desde la ciudadanía global y el desarme nuclear, hasta la dignidad de la vida, la amistad y la familia.

Los miembros del YPP se preparan para el festival de la paz celebrado el 15 de agosto de 2015. Para más fotos, visite su página de facebook.Los miembros del YPP se preparan para el festival de la paz celebrado el 15 de agosto de 2015. Para más fotos, visite su página de facebook.

El 15 de agosto de 2015, organizamos un festival de la paz para conmemorar el 70º aniversario de los horribles bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki. También invitamos a representantes de la SGI de Camboya y Laos a unirse a nosotros en el intercambio de ideas para la construcción de la paz en nuestros respectivos países y en la región. El festival incluyó actuaciones culturales, la exhibición de una película sobre los efectos devastadores de las armas nucleares, la firma de una petición contra este tipo de armamento y un espacio en el cual los representantes de jóvenes de la Soka Gakkai de Tailandia compartieron sus determinaciones de trabajar por la paz.

La existencia de las armas nucleares está enraizada en una forma de violencia silenciosa y pasiva que vive en los corazones de los individuos en forma de prejuicios, falta de respeto y desinterés por el sufrimiento de los demás. En el período previo a la celebración del festival, los casi 300 miembros del personal y los artistas se centraron en tratar de discernir y "abolir" estas tendencias en sus propias vidas. A través de este esfuerzo, el objetivo de la abolición nuclear, a menudo distante, se convirtió en un objetivo personal. Cada uno de nosotros fue capaz de reflexionar y experimentar cómo el establecimiento de una cultura de paz debe comenzar con una transformación en el interior de nosotros mismos y en nuestro entorno inmediato.

Mientras que la paz puede parecer una meta distante, nosotros, los miembros del grupo YPP, estamos comprometidos a avanzar por el camino de la transformación personal como un medio sostenible para lograr que el respeto por la dignidad de la vida se convierta en el espíritu de la época.

Chanikarn Mint WongviriyawongChanikarn Mint Wongviriyawong

Chanikarn Mint Wongviriyawong es una responsable de la división de mujeres jóvenes de la Soka Gakkai de Tailandia y conferenciante del Instituto de Robótica de la Universidad Rey Mongkut de Tecnología Thonburi. Comenzó a indagar sobre temas relacionados con la consolidación de la paz y la abolición nuclear como parte de las actividades de la SGI-USA alrededor de 2010, siendo estudiante de posgrado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Con la aspiración de hacer de la educación una fuerza que permita a los alumnos construir conocimiento para el bien social, Chanikarn lleva a cabo investigaciones que abarcan desde la construcción de juguetes robóticos que facilitan el aprendizaje, hasta la cuantificación objetiva del mismo.

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba