El poder de la amistad

por Peninah Achieng-Kindberg, Reino Unido

1787

popularidad

Peninah Achieng-Kindberg[© Tom Evans]

Llegué al Reino Unido desde Kenia en 1996 para estudiar administración de empresas, el mismo año en que empecé a practicar el budismo. Ahora soy contable diplomada y trabajo en el sector público. A lo largo de los años, mi interés por el ámbito empresarial comenzó gradualmente a ocupar un segundo lugar frente a mi interés por diversas iniciativas de empoderamiento contra prácticas y políticas discriminatorias, tanto en el trabajo como en la comunidad. Mi práctica budista ha sido mi base a lo largo de este tiempo.

En enero del año 2015, el African Voices Forum (Foro de Voces Africanas), una organización comunitaria en la que participo y que se dedica a apoyar y empoderar a los afrodescendientes, decidió celebrar un evento de recaudación de fondos con el objetivo de apoyar a los supervivientes del ébola.

Foro de Voces AfricanasArtistas participantes de la recaudación de fondos del Foro de Voces Africanas [© Khadi Mansaray]

En aquel momento, las noticias internacionales hablaban de un brote de ébola en África Occidental que estaba causando un sufrimiento inenarrable. Me marqué el objetivo de recaudar 10 mil libras para finales de marzo de aquel año a través de la organización de una cena benéfica, además del objetivo de tener un gran equipo de trabajo que permitiera que esto sucediese. Teníamos la intención de vender 120 entradas a 50 libras cada una y obtener el patrocinio de todos los costes a través de contactar con empresas, organizaciones comunitarias, negocios y personas particulares.

Sin embargo, necesitábamos más tiempo para vender las entradas pues solamente habíamos vendido nueve a través de internet, así que reprogramamos el evento para el mes de mayo. Faltaban cuatro semanas y nada parecía moverse a pesar de todas las acciones que estábamos emprendiendo para dar a conocer el evento. Yo había estado recitando Nam-myoho-renge-kyo desde un principio para que todos nuestros esfuerzos resultaran un éxito. Dada la situación, decidí empezar a practicar para entender por qué no teníamos éxito. Me pregunté por qué la gente, incluso aquellos a los que considerábamos como amigos, no estaban respondiendo ante esta causa tan importante.

artículo relacionado Alfabetización para la vida Alfabetización para la vida por  Durvalina Vitoriano da Silva,  Brasil Durvalina Vitoriano da Silva y su esposo cambiaron su vida gracias al programa de alfabetización de la SGI del Brasil. Ella terminó la secundaria y ahora trabaja como tutora. Más o menos durante aquellos días, me inspiró un tema aparecido en la edición de marzo de la revista de la SGI de Reino Unido, Art of Living, titulado “La paz a través de la amistad” en el que se destacaba el hecho de que las dificultades fortalecen las amistades. Una de las citas que me emocionó fue la del presidente de la SGI, Daisaku Ikeda: “La amistad es el tesoro más hermoso, más poderoso y valioso de la vida”.

Tras una semana practicando de ese modo, empecé a reconocer algo bastante inesperado, y era el enfoque con el que yo estaba liderando esta causa. Me di cuenta de que como equipo no estábamos unidos en esta iniciativa. En realidad no conocía muy bien a las personas con la que estaba trabajando, a pesar de que habíamos colaborado juntos en varias iniciativas durante los últimos cinco años. Era casi como si no estuviéramos ligados por la amistad sino por otros y variados motivos, y esto estaba teniendo un impacto en aquello que queríamos lograr.

Comenzamos a reconocer las fortalezas de cada persona con mayor claridad.

Reflexioné sobre mi enfoque, examinando mi actitud desde el principio, así como mis conversaciones e intercambios durante todo el proceso. Era como si hubiera estado dando órdenes de lo que había que hacer en lugar de potenciar a las demás personas para contribuir a lograr nuestra meta. En lugar de seguir con aquella actitud, decidí concentrarme en el potencial de cada persona. Casi de inmediato, vi un cambio en el equipo.

Empezamos por abrir las reuniones a sugerencias sobre cómo podríamos hacer progresos. Comenzamos a reconocer las fortalezas de cada persona con mayor claridad. En las siguientes dos semanas previas al evento, vendimos 60 entradas y en un mismo día fuimos capaces de recaudar 3.500 libras.

Foro de Voces AfricanasParticipantes en la recaudación de fondos del Foro de Voces Africanas [© Khadi Mansaray]

También nos acercamos a escuelas e iglesias para ver si podían ayudarnos con la recaudación. Además, tres personas diferentes nos ofrecieron su apoyo: una cantante, semifinalista de un programa de televisión estadounidense llamado La Voz, se comprometió a darnos el 50 por ciento de las ventas de su álbum; un escritor prometió donar el 50 por ciento de las ventas de su libro; y un activista local que emprendió el desafío de escalar una montaña, se ofreció a donar a nuestra causa parte del dinero que había conseguido.

Finalmente, resultó ser un gran evento, con intervenciones inspiradoras y actuaciones de grandes artistas.

Para mí, el momento clave fue cuando comprendí que el sentido de actividades como esta es el de profundizar en nuestras relaciones con los demás y cambiar así nuestras actitudes hacia ellos. Como grupo, sentimos que hemos desarrollado una mayor conciencia y comprensión de quiénes somos, y tenemos mayor confianza en nuestra capacidad de recaudar fondos para aquellas causas sustentadas en la acción humanitaria.

artículo relacionado Descubriendo la mejor familia possible Descubriendo la mejor familia possible por  Donna Snyder,  Estados Unidos Donna Snyder relata cómo su práctica budista posibilitó que superara una historia de separaciones familiares, creando un hogar feliz propio. El libro Despertando al Buda, de Clark Strand, periodista sobre espiritualidad y budismo, supuso una inspiración durante este proceso. Él termina su libro diciendo:

“Hoy en día, las enseñanzas del budismo Nichiren de la SGI tienen el potencial de despertar al Buda, activando el potencial iluminado de una humanidad que se debate en las dificultades y transformando una Era de Decadencia Global en una Era de Sostenibilidad Global: una Era de la Vida en la que la felicidad de una persona no se construya a expensas de otra, y el progreso humano no se alcance a costa de la degradación de la tierra”.

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba