En medio de un campo asolado por el frío invernal, una flor abre sus pétalos, como una llama de esperanza que se enciende ante la adversidad. Si el universo permite que la vida siga su curso, ¿por qué debería ser distinto para la humanidad?
Nuestra capacidad de generar felicidad es infinita. El desafío se encuentra en manifestar nuestro potencial más elevado cada vez que hacemos frente a la realidad cotidiana. Esta continua secuencia de renovación y transformación personal es lo que constituye el camino de la revolución humana.
El mundo está entretejido por profundos lazos que conectan una vida con otra. Por eso, nuestras acciones pueden generar ondas de cambio positivo, trascendiendo el espacio y el tiempo.
La Soka Gakkai Internacional es un movimiento global de personas interconectadas a través del budismo que comparten el compromiso de hacer realidad un futuro donde florezca la dignidad inherente a la vida.
En medio de un campo asolado por el frío invernal, una flor abre sus pétalos, como una llama de esperanza que se enciende ante la adversidad. Si el universo permite que la vida siga su curso, ¿por qué debería ser distinto para la humanidad?
Nuestra capacidad de generar felicidad es infinita. El desafío se encuentra en manifestar nuestro potencial más elevado cada vez que hacemos frente a la realidad cotidiana. Esta continua secuencia de renovación y transformación personal es lo que constituye el camino de la revolución humana.
El mundo está entretejido por profundos lazos que conectan una vida con otra. Por eso, nuestras acciones pueden generar ondas de cambio positivo, trascendiendo el espacio y el tiempo.
La Soka Gakkai Internacional es un movimiento global de personas interconectadas a través del budismo que comparten el compromiso de hacer realidad un futuro donde florezca la dignidad inherente a la vida.