Paz y desarme

Volver a la listaFeb 16, 2014

Brasil: Trigésimo aniversario de la visita del presidente de la SGI y conferencia sobre seguridad humana

Momento de la conferencia
Momento de la conferencia

El 15 de febrero, alrededor de tres mil doscientos miembros de la SGI de Brasil (BSGI) se reunieron para celebrar la histórica visita del presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, en 1984. Para ello se llevó a cabo un festival cultural y una reunión general en el Teatro Pedro Calmon de Brasilia. Al día siguiente, 16 de febrero, se realizó una ceremonia de gongyo conmemorativo en el Auditorio de la Paz de la BSGI en São Paulo en la que participaron tres mil personas. Daisaku Ikeda envió un mensaje para ambos eventos.

El 14 de febrero, celebrando el trigésimo aniversario de su fundación durante la visita del presidente Ikeda en 1984, la División de Estudiantes de la BSGI había realizado una conferencia sobre seguridad humana y dignidad de la vida en el Auditorio Petrônio Portela del Senado Federal de Brasilia. Este evento reunió a alrededor de trescientos veinte integrantes de la agrupación estudiantil de todo el país y también contó con la presencia del director general de la SGI, Yoshitaka Oba.

Momento de la conferencia 2

Los oradores principales fueron José Gregori, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Universidad de São Paulo, que afirmó que poner en práctica los principios de los derechos humanos en la vida cotidiana es un desafío constante; Sergio Duarte, anterior Alto Representante para Asuntos de Desarme de la ONU, quien destacó que la abolición de las armas nucleares es crucial para la seguridad humana; y María de Salette Silva, jefa de educación de UNICEF Brasil, que resaltó que el primer paso para abordar las desigualdades en el acceso a la educación en Brasil es proteger los derechos del niño.

Durante el evento se proyectó un vídeo sobre los derechos humanos y la educación. Seguidamente los representantes de la División de Estudiantes propusieron siete acciones para establecer la dignidad de la vida como base de la sociedad.

[Fuente informativa y fotográfica: Seikyo Shimbun, edición del 16 de febrero de 2014]