Paz y desarme

Suiza: Exhibicón sobre seguridad humana, ONU

Embajador Volodymyr Yel'chenko brindando un discurso en la inauguración
Embajador Volodymyr Yel'chenko brindando
un discurso en la inauguración

El 30 de abril de 2008, se inauguró en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, la exposición de la SGI "De una cultura de violencia a una cultura de paz: Hacia la transformación del espíritu humano", que explora la cuestión de las armas nucleares desde la perspectiva de la seguridad humana. La muestra que estuvo abierta al público hasta el 9 de mayo, fue realizada en conjunto con la segunda sesión del Comité Preparatorio del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP). Asistieron a la inauguración diversos diplomáticos y promotores del desarme nuclear. La ceremonia de apertura contó con la presencia de honor del embajador Volodymyr Yel'chenko de Ucrania, presidente de la segunda sesión del Comité Preparatorio; Sergio de Queiroz Duarte, alto representante de la ONU para desarme; y, Susi Snyder, presidenta del Comité de ONGs sobre el Desarme de Ginebra, quienes brindaron algunas palabras durante la apertura.

A pesar de que han pasado cuatro lustros del fin de la Guerra Fría, la difusión de a tecnología de los armamentos nucleares ha agravado el riesgo de que se incurra en su uso. La exhibición compuesta de treinta y seis paneles destacó la funesta realidad de las armas nucleares, el riesgo del militarismo y la reducción del gasto armamentista como una vía de solución de las diversas necesidades humanas.

Al tomar la palabra, el embajador Yel'chenko observó: "Esta exhibición es una buena muestra de lo que las organizaciones no gubernamentales (ONG) pueden hacer para promover los principios contenidos en el TNP". 

Visitantes recorren la exposición
Visitantes recorren la exposición

En un mensaje enviado para la apertura de la muestra, Daisaku Ikeda, presidente de la SGI, aseveró la importancia de fomentar el diálogo en todos los niveles, para inspirar y fortalecer en las personas cualidades como la empatía, la solidaridad y la responsabilidad, factores esenciales para desarrollar y consolidar una cultura duradera de paz.

El alto representante Duarte, en su discurso, destacó el inquebrantable compromiso de la SGI con respecto al desarme nuclear y aseveró que el trabajo de la SGI "ha ayudado a que las jóvenes generaciones comprendan que es importante impulsar el desarme, en especial la eliminación de las armas nucleares, que son el instrumento de destrucción masiva más letal". Afirmó que el desarme debe ser uno de los objetivos fundamentales para el logro de la seguridad humana; fallar en este intento, subrayó, pondría en grave riesgo la vida en la Tierra. Luego, presentó diversos instrumentos multilaterales relacionados a dicho tema. El alto representante expresó que la Carta de la Tierra contenía entre sus líneas la preocupación por la seguridad humana, puesto que menciona el desarme en dos lugares de su texto como una vía esencial para que las próximas generaciones estén libres del flagelo de la guerra.

La exposición "De una cultura de violencia a una cultura de paz: Hacia una transformación del espíritu humano" fue creada por la SGI en 2007, como una herramienta para ayudar a crear conciencia acerca de la abolición nuclear. La muestra, además, fue organizada inicialmente para conmemorar el 50o aniversario de la declaración realizada el 8 de septiembre de 1957 por el segundo presidente, Josei Toda, en la cual instaba a erradicar las armas nucleares. La exhibición, traducida a ocho idiomas, ha recorrido diversas ciudades de los Estados Unidos, Malasia y Canadá, y ha sido presentada también en el parlamento de Nueva Zelanda. Tiene programado recorrer unos treinta países. Esta fue la primera presentación que se realizó en Europa.

El vicepresidente de la Soka Gakkai, Hirotsugu Terasaki, comentó: "El desarme nuclear es uno de los máximos desafíos que debemos enfrentar para lograr la seguridad humana. Lo importante es infundir entre las personas, en especial entre los jóvenes, el deseo de tomar parte en la tarea de eliminar del mundo estas armas nefastas. Deseamos contribuir a generar una oleada que impulse la abolición nuclear".

[Fuente informativa y fotográfica: Oficina de Información Pública de la SGI.]