Paz y desarme

Volver a la listaFeb 10, 2008

Australia: Taller sobre conflicto armado

Del 8 al 10 de febrero de 2008, Hiro Sakurai, representante de la SGI ante las Naciones Unidas en Nueva York, participó de un taller sobre la erradicación de los conflictos armados, que se llevó a cabo en el Centro Australiano de Estudios sobre la Paz y los Conflictos, perteneciente a la Universidad de Queensland, en Brisbane. El evento estuvo organizado por la Acción Global para la Prevención de la Guerra. El señor Sakurai presidió el panel titulado "Un movimiento en pos del desarme nuclear: Ante la transición de las armas convencionales a las armas nucleares". El taller fue patrocinado en forma conjunta por la Acción Global para la Prevención de la Guerra, el Centro Australiano de Estudios sobre la Paz y los Conflictos, la Federación Mundial de Asociaciones de Naciones Unidas y el proyecto Un Servicio de Paz de Emergencia de la ONU.

Acción Global para la Prevención de la Guerra
De izquierda a derecha: doctor John Hallam de la Apelación contra la Condición Operativa de las Armas Nucleares; doctora Susan Wareham de la Asociación Médica para la Prevención de la Guerra; Hiro Sakurai; Marianne Hanson, catedrática de la Universidad de Queensland; y doctor Saul Mendlovitz de Acción Global para la Prevención de la Guerra.
De izquierda a derecha: Doctor John Hallam de la Apelación contra la Condición Operativa de las Armas Nucleares; doctora Susan Wareham de la Asociación Médica para la Prevención de la Guerra; Hiro Sakurai; Marianne Hanson, catedrática de la Universidad de Queensland; y doctor Saul Mendlovitz de Acción Global para la Prevención de la Guerra.

Los participantes, entre los que figuraban especialistas de Australia, Nueva Zelanda, Timor Oriental y Filipinas, intercambiaron ideas sobre cómo implementar los siguientes requisitos para el cese de las guerras: 1) la reducción considerable de armas convencionales y el establecimiento de un tratado sobre el comercio de armamentos; 2) el desarme nuclear y el afianzamiento del compromiso por la no proliferación; y, 3) el establecimiento de un cuerpo de servicio para el mantenimiento de la paz –permanente, de reclutamiento independiente y de rápido despliegue—, que reduzca el costo y la carga de operación de las unidades de la ONU y regionales que tienen por misión detener la violencia masiva en su etapa embrionaria, y que actualmente les es inevitable acudir con tardía.

[Fuente informativa y fotográfica: Oficina de Enlace de la SGI ante las Naciones Unidas en Nueva York.]