Paz y desarme

Volver a la listaAgo 25, 2008

India: Seminario sobre religión y paz

El ex fiscal general de la India Soli J. Sorabjee se dirige a la audiencia
Ex fiscal general Soli J. Sorabjee

El 25 de agosto de 2008, el Centro Nacional para las Artes "Indira Gandhi" y la Bharat Soka Gakkai (SGI de la India) organizaron, en Nueva Delhi, el seminario "Humanizar la religión para crear la paz", que giró en torno a una propuesta de paz homónima elaborada en 2008 por Daisaku Ikeda, presidente de la SGI.

Al comenzar la reunión a la cual acudieron cuatrocientas personas –entre académicos y público en general—, Aditi Mehta, flamante secretaria general del Centro Nacional para las Artes "Indira Gandhi", extendió su bienvenida a los concurrentes y resaltó que las dos entidades auspiciadoras consideraban crucial la promoción de los valores humanísticos.

El tema principal analizado fue la relación entre la situación social y el estado espiritual de los individuos. Soli J. Sorabjee, presidente del comité organizador y ex fiscal general de la nación, observó que a pesar de que habían transcurrido seis décadas de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la India tenía un largo camino por recorrer para cumplir los ideales encapsulados en dicha resolución; aseveró que era imprescindible que las personas mostraran más tolerancia y autodisciplina para lograr la paz y el desarrollo positivo del país. 

ALT-CAPTION

El doctor V. N. Rajshekharan Pillai, vicerrector de la Universidad Nacional Abierta "Indira Gandhi", brindó una disertación magistral en la que subrayó la relación entre la violencia y el estado de pobreza o carencia. Subrayó que la pedagogía basada en valores positivos era clave para la paz. Señaló que se debía priorizar la alfabetización y la educación universal, así como también, volver a evaluar el sistema educativo dentro del contexto de las necesidades de la sociedad actual. 

Posteriormente, la doctora Kiran Bedi, activista social y oficial de policía –galardonada en 1994 con el Premio Ramón Magsaysay (considerado el Premio Nobel de Asia)—, dio cuenta de la aplicación de la técnica de meditación Vipassana desde hace quince años en el cuerpo policial y en la Cárcel de Tihar, uno de los complejos penitenciarios más grandes del mundo. Luego, expresó su coincidencia con el pensamiento del presidente Ikeda vertido en la propuesta y aseguró que era esencial romper el ciclo vicioso de la pobreza que persistía entre generaciones de las familias de los países en vías de desarrollo, fomentando políticas más enfocadas en el ser humano.  

Por su parte, el doctor K. K. Chakravarty, secretario del Centro Nacional para las Artes "Indira Gandhi", presentó una reseña de la labor institucional que realizaban los organizadores, y enfatizó la importancia del diálogo para generar cambios sustanciales. Finalmente, Naveena Reddi, directora general de la Bharat Soka Gakkai, manifestó su gratitud por la realización del evento y destacó que, tal como lo dice el mensaje principal del seminario, el respeto hacia el ser humano es el elemento capital del humanismo –es lo que nos permite comprender que debemos tener una mente abierta y flexible hacia las diferencias ideológicas y culturales; es lo que nos permite adaptar nuestra comprensión en aras de las necesidades del ser humano—. Luego, concluyó: "Los protagonistas del porvenir son las personas y no los principios abstractos".


[Fuente informativa y fotográfica: Bharat Soka Gakkai.]