Notas de prensa

Volver a la listaMar 28, 2011

Recuento de labores humanitarias de la Soka Gakkai tras terremoto

 

Tokio, Japón: La asociación budista Soka Gakkai, que cuenta con una amplia red de base ciudadana y de centros comunitarios en todo el archipiélago japonés, estableció unidades de emergencia en su sede central de Tokio y en las regiones afectadas inmediatamente después de la catástrofe telúrica y los maremotos ocurridos desde el 11 de marzo de 2011 en gran parte del litoral nordeste del Japón. 

El desastre telúrico afectó principalmente la región de Tohoku (región geográfica compuesta por las prefecturas de Akita, Aomori, Fukushima, Iwate, Miyagi y Yamagata). Tras el terremoto, el Centro Cultural de la Soka Gakkai de Tohoku, local principal de la organización budista situado cerca del epicentro, en adición de otros cuarenta centros de Tohoku y de las prefecturas de Ibaraki y Chiba, han brindado albergue y alimentación a cuatro mil quinientos damnificados. El número registrado de evacuados que continúan alojados en los centros de la Soka Gakkai, según el cierre de cálculos del 27 de marzo, es de doscientas personas. 

Los centros comunitarios de la Soka Gakkai situados en los lugares más afectados del litoral, tales como Ishinomaki, Kamaishi, Tagajo y Kesennuma, también pudieron dar refugio a las víctimas del tsunami, a pesar de que éstos fueron inundados parcialmente. Los voluntarios de la Soka Gakkai lograron descubrir y establecer contacto con varias comunidades y víctimas que habían quedado totalmente incomunicadas, siendo los primeros en acudir en automóvil con diversos elementos de emergencia. Centenares de voluntarios están trabajando continuamente para ubicar a los desaparecidos y brindar apoyo a los sobrevivientes. 

Masatoshi Suzuki es uno de los damnificados que se encuentra trabajando activamente en las labores de rescate. Masatoshi, quien se desempeña como líder en la División de Jóvenes, perdió el conocimiento cuando su casa, localizada en la ciudad de Iwaki, fue arrastrada quinientos metros por las violentas aguas del tsunami; sin embargo, rescató a varias personas que habían quedado atrapadas cerca de él apenas recuperó el conocimiento. Masatoshi enfatiza: "Tras el terremoto, he confirmado la importancia del espíritu de ʻjamás claudicarʼ que aprendí del budismo". 

Los afectados en la ciudad de Sendai empezaron a recibir la ayuda de los miembros de Hokkaido y de las prefecturas de Akita, Aomori, Niigata y Yamagata desde las 02.00 am del 12 de marzo, quienes están acudiendo con una gran gama de artículos como generadores eléctricos, combustible, alimentos y medicina.

Las unidades de emergencia de la Soka Gakkai han impulsado diversas labores de ayuda en coordinación directa con las autoridades locales y los diversos grupos comunitarios. El parque de estacionamiento del Centro Cultural de la Soka Gakkai de Tohoku, situado en Sendai, está cumpliendo la función de cuartel general para los veinticinco camiones de los bomberos locales que están combatiendo los incendios que se suscitaron tras la catástrofe natural. 

La red de entidades pertenecientes a la Soka Gakkai ha realizado un aporte de suministros humanitarios que se eleva a los cien millones de yenes (US$1.2 millones), según el cierre de cuentas registrado el 27 de marzo. Dicho aporte consiste en: 22,000 prendas de vestir (en especial, ropa para abrigarse del frío); 4,700 colchones y frazadas; 242,000 productos para la higiene personal y para los bebés; 77,000 parches térmicos desechables (kairo, en japonés); 60,000 inodoros portátiles; 38,000 productos médicos (entre mascarillas, vendas, gasas, medicamentos para el resfrío, etcétera); 280,000 productos alimenticios (entre agua, productos no perecibles, bolas de arroz, etcétera); 25,000 electrodomésticos (entre radios, linternas, baterías, generadores, cargadores de batería telefónica, artículos de calefacción, etcétera); y, 8,250 litros de combustible. 

Tras el desastre telúrico, el presidente de la Soka Gakkai Internacional (SGI), Daisaku Ikeda, ha enviado a las víctimas frecuentes mensajes de solidaridad y apoyo, en los que ha destacado el espíritu indoblegable del pueblo de Tohoku y sus desinteresados esfuerzos en bien de los damnificados a pesar de la tragedia experimentada. El presidente de la Soka Gakkai, Minoru Harada, acudió a Sendai el 17 de marzo, para recabar directamente información sobre la situación y las necesidades de los damnificados. Asimismo, los líderes de la División de Jóvenes, los integrantes de los grupos de médicos y enfermeras de la Soka Gakkai, entre otros, han conformado varios equipos de apoyo que se han dirigido a las zonas afectadas desde el día siguiente del terremoto. 

Hirotsugu Terasaki, director ejecutivo de la Oficina de Información Pública de la SGI, comenta: "Nuestras labores humanitarias continuarán mientras la gente lo necesite. Estamos dispuestos a trabajar prolongadamente, como todos los demás. Nosotros creemos en el principio budista de ʻtransformar el veneno en remedioʼ, es decir, en la posibilidad de crear valor hasta en las circunstancias más terribles. Esperanza es lo más preciado que realmente necesitamos ahora". 

Asimismo, los grupos de la SGI en todo el orbe han realizado donaciones en apoyo a los esfuerzos de rescate que se efectúan en el Japón. La Soka Gakkai de Malasia entregó un donativo equivalente a US$346,000 a la Sociedad de la Media Luna Roja de Malasia, que será destinado a la Cruz Roja del Japón; la Asociación Soka de Taiwán ofreció US$126,400 para apoyas las labores de auxilio efectuados por el gobierno japonés; la Asociación Soka de Singapur donó US$160,000 a la ONG humanitaria Mercy Relief; la SGI de los Estados Unidos entregó US$50,000 a AmeriCares; y la SGI de Tailandia donó US$50,000 a la embajada del Japón en dicha nación. De la misma manera, las organizaciones de la SGI de Canadá, Filipinas, Hong Kong y Macao han realizado donativos que serán derivados a través de entidades humanitarias como la Cruz Roja. Por otro lado, las organizaciones de la SGI en Brasil e India se encuentran efectuando campaña de recolección de donaciones actualmente. 

La Soka Gakkai es una asociación budista del Japón compuesta por ocho millones de familias, que se dedica a la promoción de la paz, la cultura y la educación. Cuenta con una larga trayectoria en la esfera de la ayuda humanitaria en situaciones de desastre natural. 

Mayor información actualizada sobre las actividades humanitarias de la Soka Gakkai en: http://www.sgi.org/es/noticias/labor-humanitaria.html 

Contacto:
Joan Anderson
Oficina de Información Pública
Soka Gakkai Internacional
Tel: +81-80-5957-4711
Fax: +81-3-5360-9885
E-mail: janderson[at]sgi.gr.jp

Fuente: Soka Gakkai Internacional