Notas de prensa

Presidente de la SGI propone plan de cinco partes por la abolición nuclear

 

Tokio, Japón: Daisaku Ikeda, presidente de la asociación budista Soka Gakkai Internacional (SGI), publicó una propuesta, el 8 de septiembre, en la que planteó medidas concretas para consolidar la erradicación de las armas nucleares. El líder de la SGI, quien ha venido manifestando su oposición a dichos crueles armamentos durante más de cinco décadas, enfatiza que la humanidad se encuentra actualmente ante una extraordinaria oportunidad de construir lazos solidarios de base popular que permitan impulsar los esfuerzos políticos y salir del estancamiento en que se halla el proceso de desarme nuclear y el movimiento en contra de la proliferación.  

Ikeda analiza el doble criterio practicado hoy globalmente sobre la posesión de armas nucleares y sobre los estados que no cuentan con razones lógicas para retener dichos artefactos. 

Con el propósito de traer paz y estabilidad al nordeste de Asia, el líder de la SGI insta a los países que participan de las negociaciones de las seis partes en torno al programa de desarrollo de armas nucleares de Corea del Norte, para que declaren la prohibición del uso nuclear en la región noreste del continente, con el objetivo de convertirla luego en una zona libre de armas nucleares. 

La propuesta de Daisaku Ikeda, titulada "Por la solidaridad mundial en aras de la abolición nuclear", sugiere a los siguientes destinatarios la ejecución de un plan de cinco partes durante los próximos cinco años: 

1. Los cinco estados nucleares declarados como tales, para que anuncien su compromiso de adoptar la visión compartida de un mundo de sin armas nucleares, en ocasión de la Conferencia de Examen del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP), e inicien inmediatamente gestiones concretas hacia la realización de dicha meta. 

2. Las Naciones Unidas, a fin de que establezcan un panel de expertos en abolición nuclear y fortalezcan la colaboración con la sociedad civil en lo concerniente al proceso de desarme. 

3. Los estados que integran el TNP para que, desde hoy hasta 2015, refuercen los mecanismos de no proliferación y eliminen los obstáculos que impiden la abolición de las armas nucleares. 

4. Todos los estados, para que trabajen activamente, hasta 2015, a fin de reducir la importancia que revisten las armas nucleares en la cuestión de la seguridad nacional e impulsen a escala global el establecimiento de disposiciones sobre seguridad que no dependan de tales armas. 

5. La población mundial, a fin de que establezca, hacia 2015, las normas internacionales que servirán de base para una Convención sobre Armas Nucleares y exprese claramente su voluntad de prohibir dichos armamentos. 

La propuesta de Ikeda será presentada además el 10 de septiembre, en el marco de una exhibición relacionada a la Conferencia Anual de la Sección de Organizaciones No Gubernamentales del Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas, que se realizará en la Ciudad de México. La conferencia tiene como propósito dar mayor impulso a la Conferencia de Examen del TNP, evento que representa una ocasión de suma importancia para estimular el avance de la abolición nuclear. 

En 2006, el presidente de la SGI publicó una propuesta para la reforma de la Organización de las Naciones Unidas, en la que enfatizó que solamente una opinión pública resonante contra las armas nucleares podría obligar a los gobiernos a actuar. En 2007, la SGI inició la campaña de la Década de los Pueblos por la Abolición Nuclear y redobló sus esfuerzos para fomentar la conciencia ciudadana en conjunto con otras organizaciones no gubernamentales.

Ikeda declara que, en el fondo, la lucha contra las armas nucleares es una contienda moral. Observa: "Si realmente deseamos dar por terminada la era del terror nuclear, debemos dedicar nuestros esfuerzos para combatir al verdadero 'enemigo'. Nuestro auténtico adversario no son las armas nucleares per se, ni los estados que las poseen o desarrollan. Debemos hacer frente a las formas de pensamiento que las justifican, es decir, a la tendencia a destruir fácilmente a los demás cuando se los considera elementos que amenazan o impiden la concreción de los objetivos propios". 

Daisaku Ikeda es presidente de la asociación budista Soka Gakkai Internacional, agrupación que cuenta con una red de doce millones de miembros en el orbe entero. Las actividades que realizan sus integrantes para promover la cultura de paz están basadas en el principio del humanismo sustentado por el budismo desde la antigüedad. 

Para mayor información sobre las actividades antinucleares de la SGI, ver http://www.sgi.org/es/noticias/paz-y-desarme.html 

Para complementar la campaña de la Década de los Pueblos por la Abolición Nuclear, la SGI ha creado diversos materiales educativos tales como el DVD multilingüe titulado "Testimonios de Hiroshima y Nagasaki: Mujeres por la paz". Véase, http://www.peoplesdecade.org

Contacto:
Joan Anderson
Oficina de Información Pública
Soka Gakkai Internacional
Tel: +81-3-5360-9482
Fax: +81-3-5360-9885
URL: www.sgi.org
jandersons[at]gi.gr.jp

Fuente: Soka Gakkai Internacional