Labor humanitaria

Volver a la listaAbr 27, 2014

Los miembros de la SGI de Chile ofrecen su apoyo tras los desastres

Miembros de la División Juvenil de Santiago hacen entrega de las provisiones
Miembros de la División Juvenil de Santiago hacen entrega de las provisiones

El pasado 1 de abril, un terremoto de magnitud 8,2 sacudió la costa norte de Chile causando desprendimientos de tierra, cortes de electricidad, interrupciones del suministro de agua y un tsunami.

Posteriormente, el 12 de abril, un incendio que tardó dos días en ser controlado destruyó cerca de dos mil viviendas y provocó la evacuación de alrededor de diez mil personas de la ciudad de Valparaíso, ubicada en el centro del país. Para apoyar a los damnificados por el fuego los integrantes de la División Juvenil de la SGI de Chile en Santiago, a unos ciento diez kilómetros de Valparaíso, reunieron provisiones para un centro de ayuda. Unos días más tarde, el 19 de abril, el director general de la SGI de Chile, Fumio Imai, visitó a los miembros afectados por el incendio, quienes estaban enfrentando las consecuencias del desastre, para brindarles aliento y apoyo.

Miembros de Iquique durante la reunión de diálogo
Miembros de Iquique durante la reunión de diálogo

Asimismo, durante los días 26 y 27 de abril, Imai visitó también la ciudad norteña de Iquique, donde aproximadamente dos mil ochocientas personas seguían viviendo en tiendas de campaña tras ser evacuadas por el temblor y el posterior tsunami. También asistió a la primera reunión de diálogo que se realizó tras el desastre, la cual se celebró durante el segundo día de su visita, y en la que los miembros pudieron compartir los desafíos que han enfrentado tras el terremoto y su determinación a contribuir a la pronta recuperación de sus comunidades.

[Adaptado desde un informe de la SGI de Chile; fotografías cortesía de la SGI de Chile]