Labor humanitaria

Volver a la listaMar 15, 2011

Japón: Persistentes esfuerzos en Tohoku y Shin'etsu

Kazuo Nirasawa (izquierda), responsable de Tohoku, alienta a daminificados en el
 Centro de la Paz Ikeda de Izumi en la ciudad de Sendai (14 de marzo)
Kazuo Nirasawa (izquierda), responsable de Tohoku, alienta a daminificados en el Centro de la Paz Ikeda de Izumi en la ciudad de Sendai (14 de marzo)

El centro de comunicación de emergencia de la sede central de la Soka Gakkai, situada en Tokio, y los diversos centros comunitarios de la Soka Gakkai continúan impulsando labores humanitarias y brindando asilo a los damnificados del reciente desastre telúrico y los tsunamis que afectaron especialmente la región Tohoku del Japón, el 11 de marzo de 2011. Paralelamente, la organización budista se encuentra brindando apoyo de emergencia a las víctimas de los subsiguientes sismos que afectaron gravemente la región de Shin’etsu, el 12 de marzo. 

A la par de ofrecer techo, comida y artículos de primera necesidad a los damnificados, la Soka Gakkai está ofreciendo apoyo moral a los afectados y a los desplazados. La Soka Gakkai ha creado brigadas de asistencia, conformadas por los líderes de la Soka Gakkai y los miembros de la División de Jóvenes de la región, para acudir a los más diversos locales y casas, y llevar su aliento personal y apoyo humanitario. 

Objetos de primera necesidad para el Centro Cultural de la Soka Gakkai de Asahi,
 en la prefectura de Chiba (13 de marzo)
Objetos de primera necesidad para el Centro Cultural de la Soka Gakkai de Asahi, en la prefectura de Chiba (13 de marzo)

El 14 de marzo, un titular de la Soka Gakkai de Tohoku, Kazuo Nirasawa, expresó públicamente el agradecimiento de su comunidad por las actividades de rescate que se han impulsado en las zonas afectadas. El señor Nirasawa aseveró: "Unas tres mil quinientas personas se han refugiado en veintiún centros de la Soka Gakkai en todo Tohoku. Haremos lo máximo para ofrecer un eficaz sistema de apoyo a las víctimas". Y, subrayó el deplorable hecho de que aún existen áreas destruidas por los tsunamis a las que la gente no tiene acceso. 

En el Centro de la Paz de la Soka Gakkai de Wakabayashi, las voluntarias de la División Femenina de la Soka Gakkai –varias de las cuales son víctimas del desastre y han perdido sus hogares— han elaborado unos broches en los cuales se lee "gambaro" en japonés y los han repartido entre los afectados asilados para alentarlos. "Gambaro" significa "¡Ánimo!" o "¡Perseveremos!". 

El 13 de marzo, tras realizar una reunión de deliberación en el Centro Cultural de la Soka Gakkai de Iwate con el objetivo de organizar equipos para buscar a las personas de las costas arrasadas por los tsunamis cuyo paradero no ha sido confirmado aún y brindar el mejor apoyo sistemático a las víctimas, los responsables de la organización budista y los miembros de las divisiones juveniles crearon equipos de rescate que se encuentran realizando labores de emergencia en las comunidades de Kamaishi, Ofuna, Miyako y Rikuzentakata. 

Nintei Kasai, responsable de la prefectura de Iwate (segundo de la derecha) 
recorre Kamaishi (13 de marzo)
Nintei Kasai, responsable de la prefectura de Iwate (segundo de la derecha) recorre Kamaishi (13 de marzo)

Nintei Kasai y Tetsuo Nagai, ambos responsables de la Soka Gakkai de Iwate, han entrado a la comunidad de Kamaishi, que fue uno de los lugares más afectados por el desastre natural, para llevar alimento, agua y materiales de emergencia. En su camino, pasaron por la ciudad de Tono para recoger las frasadas donadas por los miembros de la Soka Gakkai. Actualmente, todas las gestiones de asistencia realizadas en el Centro Cultural de la Soka Gakkai de Kamaishi, el cual sirve ahora como punto de comunicación de emergencia, están siendo ejecutadas por los integrantes de la División de Jóvenes. El señor Kasai ha reportado conmmovedores episodios de valentía y fortaleza humana vividos por los miembros sobrevivientes que llegaron a dicho centro buscando refugio y se incorporaron inmediatamente a las tareas de rescate. Asimismo, ha informado que un miembro cuya casa se salvó del tsunami está ofreciendo su hogar como asilo para los damnificados. 

Se verifican los efectos en Kamaishi, prefectura de Iwate (13 de marzo)
Se verifican los efectos en Kamaishi, prefectura de Iwate (13 de marzo)

A las 3.59 a.m. del 12 de marzo, un terremoto diferente afectó terriblemente la región central de Shin’etsu. En el pueblo de Sakae, en la prefectura de Nagano, se registró un sismo que superó la magnitud 6. Las pistas de automóviles y las vías ferroviarias han sido bloqueadas e innumerables casas destruidas. In la ciudad de Tokamachi, en la prefectura de Niigata, el movimiento telúrico ocurrido ahí también causó terribles estragos. 

Las organizaciones de la Soka Gakkai de Nagano y Niigata han establecido centros de comunicación de emergencia y han iniciado ya las tareas de asistencia humanitaria. En coordinación con la sede central de la Soka Gakkai, situada en Shinanomachi, Tokio, dichos centros de emergencia se encuentran reuniendo información sólida, buscando a los víctimas y tratando de brindar todo el aliento posible a los damnificados.

 

[Fuente informativa y fotográfica: Seikyo Shimbun. Un artículo relativo fue publicado en dicho periódico el 15 de marzo de 2011.]