Labor humanitaria

Volver a la listaMar 14, 2011

Japón: Labor humanitaria continúa en el nordeste

Voluntarios reparten comida y bebidas en el Centro Cultural de Fukushima, en la ciudad de Kooriyama (12 de marzo)
Voluntarios reparten comida y bebidas en el Centro Cultural de Fukushima, en la ciudad de Kooriyama (12 de marzo)

Los esfuerzos de rescate de la Soka Gakkai siguen en marcha en las regiones afectadas por los devastadores terremotos y tsunamis ocurridos en el Japón, el 11 de marzo de 2011. 

Voluntarios transportan frasadas para las víctimas del Centro Cultural de Tohoku, Sendai (12 de marzo)
Voluntarios transportan frasadas para las víctimas del Centro Cultural de Tohoku, Sendai (12 de marzo)

Mil damnificados han sido cobijados en el Centro Cultural de Tohoku de la Soka Gakkai, situado en la ciudad de Sendai, el cual se ha convertido en el punto de coordinación de labores de emergencia de la organización budista, mientras que en los demás veinte centros culturales de la Soka Gakkai de la región de Tohoku, fueron hospedadas y atendidas con comidas y otros elementos dos mil quinientas personas. 

Ante la noticia de que los residentes de un área de Sendai estaban posiblemente refugiados en un espacio público y que carecían de alimentos y otros artículos de primera necesidad, los líderes de la Soka Gakkai regionales se dirigieron inmediatamente a su búsqueda en un vehículo lleno de víveres y otros objetos de energencia. Finalmente, lograron ubicar a este grupo de víctimas, compuesto de un centenar de personas, y brindarles apoyo. 

Los equipos de rescate de la Soka Gakkai están llegando a las zonas afectadas de diversos lugares, en especial del norte del Japón. El 12 de marzo, los miembros de la Soka Gakkai de la prefectura de Niigata enviaron generadores de electricidad y combustible para que se pudieran continuar las operaciones humanitarias en el Centro Cultural de Tohoku; al día siguiente, enviarron agua, retretes portátiles, víveres y artículos de emergencia al mismo local y también a otros centros de la Soka Gakkai de la prefectura de Fukushima, entre los que se encontraba el local de la ciudad de Iwaki. Un joven de Niigata que prestó su apoyo en el despacho de los objetos comentó: "Un grave terremoto afectó Niigata varios años atrás y pudimos reconstruir nuestras vidas gracias al apoyo que recibimos de todo el Japón. Ahora nos toca a nosotros apoyar a quienes necesitan ayuda". 

Miembros en el Centro Cultural de Hachinohe, Aomori, cargan artículos para el Centro Cultural de Iwate, Morioka (13 de marzo)
Miembros en el Centro Cultural de Hachinohe, Aomori, cargan artículos para el Centro Cultural de Iwate, Morioka (13 de marzo)

El 13 de marzo, varios automóviles con alimento y agua de emergencia llegaron al Centro Cultural de la Soka Gakkai de Iwate, situada en la ciudad de Morioka, desde los depósitos del Centro Cultural de la Soka Gakkai de Hachinohe, localizado en la prefectura de Aomori. 

Por otro lado, los miembros de la División de Jóvenes se están encargando de formar equipos de serenazgo para velar por la seguridad y el tranquilo descanso de los refugiados. 

Las labores de apoyo también continúan en la prefectura de Yamagata. Los miembros de la ciudad de Yonezawa despacharon vehículos con comida y artículos de primera necesidad que llegó a Sendai en la noche del 13 de marzo. 

Generador de electricidad en el Centro Cultural de Katsuta, ciudad de Hitachinaka, prefectura de Ibaraki (12 de marzo)
Generador de electricidad en el Centro Cultural de Katsuta, ciudad de Hitachinaka, prefectura de Ibaraki (12 de marzo)

Igualmente, varios camiones con artículos de emergencia han sido enviados de la sede central de la Soka Gakkai en Tokio, y de todo el archipiélago. La División de Médicos de la Soka Gakkai y otros titulares de la organización han formado diversos equipos de apoyo y han entrado a las zonas afectadas para brindar su apoyo. 

Los centros comunitarios de la Soka Gakkai situados en las prefecturas de Chiba y Ibaraki también han abierto sus puertas como centros de refugio. Estos locales están acogiendo especialmente a los damnificados de las áreas en donde el servicio eléctrico y de agua ha sido detenido. Las víctimas que han encontrado resguardo en estos locales están recibiendo igualmente la ayuda de los vecinos, quienes han brindado generadores eléctricos y han recolectado comida para los afectados.

 

[Fuente informativa y fotográfica: Seikyo Shimbun. Un artículo relacionado fue publicado en dicho periódico el 14 de marzo de 2011.]