Labor humanitaria

Volver a la listaJun 30, 2011

Suiza: Consultas Anuales con las ONGs del ACNUR

Kimiaki Kawai realiza un informe sobre las actividades de la Soka Gakkai
Kimiaki Kawai realiza un informe sobre las actividades de la Soka Gakkai

Representantes de la SGI participaron en las Consultas Anuales del Alto Comisionado de las Naciones para los Refugiados (ACNUR) con sus socios no gubernamentales celebradas en el Palais des Nations de Ginebra, Suiza, del 28 al 30 de junio de 2011.

El evento contó con la participación de doscientas once organizaciones no gubernamentales de setenta y dos países, cuyos delegados discutieron temas relacionados con la asistencia y protección de las personas desplazadas forzosamente, tanto como resultado de los conflictos como de los desastres naturales.

Kimiaki Kawai, integrante del Comité por la Paz de la Soka Gakkai, realizó una ponencia en la sesión sobre el rol de las entidades religiosas, moderada por Rebecca Larson, subsecretaria general de ACT Alliance. Durante la sesión, expusieron también Kediende Mapuor Akec Chong del Consejo de Iglesias de Sudán, Enrique Burbinsky de la Sociedad Hebrea de Apoyo a los Inmigrantes y Hening Purwati del Foro Humanitario de Indonesia.

En alusión a la respuesta de la sociedad civil tras la catástrofe sísmica ocurrida en el Japón el 11 de marzo, Kimiaki Kawai presentó las labores de ayuda humanitaria y de restauración que está impulsando la Soka Gakkai. Informó que la Soka Gakkai puso a disposición de los damnificados cuarenta y dos centros de la organización situados en la región de Tohoku y en las prefecturas de Ibaraki y Chiba. En dichos albergues se acogieron a más de cinco mil personas, brindándoseles alimentación, cobijo y diversos servicios de asistencia. Asimismo, reportó que la Soka Gakkai, como entidad religiosa, se encuentra realizando una gran campaña de aliento a los afectados y una serie de ceremonias de oración por las víctimas, registrándose, según el recuento hasta la fecha de la consulta, actos religiosos en cincuenta localidades que congregaron a nueve mil personas. El señor Kawai enfatizó que muchas víctimas del terremoto prestaron su apoyo voluntario en tales actividades de manera natural, debido a que en la organización prevale el espíritu de ayuda mutua y activa colaboración. Observó que la presencia de estas personas de gran fortaleza interior, empoderadas por sus creencias religiosas, es lo que permite que las tareas de rescate y ayuda humanitaria se realizaran de manera efectiva y sostenida. Luego, compartió con el público la voz del pueblo afectado de Miyagi, en las palabras de Akihiko Morishima, responsable de la Soka Gakkai de Miyagi: "Somos víctimas del desastre, pero no somos débiles… Los damnificados tenemos una gran fortaleza interior. Cada uno de nosotros puede ayudar a otros".

Para leer el informe de la Soka Gakkai, pulse aquí.

[Fuente informativa y fotográfica: Oficina de Información Pública de la SGI.]