Labor humanitaria

Japón: Ayuda a damnificados de Tohoku

Jóvenes de la Soka Gakkai reparten agua potable a los damnificados en Miyagi
Jóvenes reparten agua en Miyagi

El 14 de junio de 2008, un terremoto de siete grados de magnitud, según los recuentos investigativos del Japón, azotó la región de Tohoku, en el noreste del archipiélago, y dejó como saldo doce muertos, diez desaparecidos y más de cuatrocientos cuarenta (recuento hasta el 3 de julio). El terremoto que se registró en el área de Iwate-Miyagi, destrozó rutas y un puente de noventa y cinco metros de largo, dejando aisladas a varias comunidades de las áreas montañosas. 

Inmediatamente en el mismo día del cataclismo, la Soka Gakkai habilitó centros de emergencia en las prefecturas de Tokio, Iwate y Miyagi con el fin de facilitar las actividades de rescates y asistencia. Los responsables de la Soka Gakkai de la región de Tohoku viajaron a las áreas afectadas para evaluar los daños y alentar a los miembros locales. Entre los esfuerzos de apoyo organizados por los miembros de la Soka Gakkai, la División de Jóvenes acudió a la ciudad de Kurihara, en Miyagi, donde se había detenido el servicio hídrico durante dos semanas, para distribuir agua potable entre los habitantes. Los equipos de voluntarios de asistencia a las víctimas, continúan repartiendo suministros y organizando rondas diurnas y nocturnas para ofrecer apoyo en caso de que sea necesario.

[Fuente informativa y fotográfica: Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai del Japón.]