Educación

Volver a la listaSep 20, 2008

Estados Unidos: Simposio de diálogo intercultural

El Centro Bostoniano de Investigaciones para el Siglo XXI (BRC, por sus siglas en inglés) organizó el 5º Simposio Ikeda para el Diálogo entre Culturas, que se realizó el 20 de septiembre de 2008 en su sede situada en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos. 

De izquierda a derecha: Vincent Harding, Megan Laverty, Anthony Marsella, Pam Kirchner, y Virginia Straus Benson, directora ejecutiva del BRC
De izquierda a derecha: Vincent Harding, Megan Laverty, Anthony Marsella, Pam Kirchner, y Virginia Straus Benson, directora ejecutiva del BRC

En la quinta edición del simposio se analizó el tema de la vida y la muerte, en relación a una conferencia que el fundador de la institución, Daisaku Ikeda, brindó en la Universidad de Harvard en 1993, titulada "El budismo Mahayana y la civilización del siglo XXI". El centro auspició además en febrero de 2008, un foro que tuvo por tema "La comprensión de la muerte y el aprecio por la vida", mientras que el 18 de octubre de 2008, organizó otro evento similar titulado "Regocijo en el nacimiento y en la muerte: La perspectiva del budismo". 

En el presente simposio, se realizaron talleres grupales matutinos, en los que participaron un centenar de personas, y se departió interactivamente sobre el óbito en torno a vivencias que influencian la percepción de la vida, luego de lo cual se arribó a la conclusión de que la muerte es una experiencia que sensibiliza profundamente al individuo y constituye un proceso de humanización tanto para quien la enfrenta como para quienes están conectados a dicha persona. 

Por la tarde, se realizó una sesión titulada "Posibilidades de cambio en la cultura", durante la cual se intercambiaron observaciones sobre la comprensión de la muerte como una faceta natural e inspiradora, mas no amenazadora o incomprensible. El grupo de panelistas que condujo el diálogo estuvo conformado por la médica Pam Kirchner, la pedagoga Megan Laverty, el psicólogo Anthony Marsella y el historiador Vincent Harding. 

La doctora Pam Kirchner, especialista en medicina integral para enfermos terminales, destacó que en los Estados Unidos el nivel del humanismo que se aplica en la práctica clínica, así como en el tratamiento de los pacientes en su etapa postrera, había mejorado considerablemente desde la implementación de los hospicios en la década de 1970. Señaló que desde que se estaba asentando la percepción de afrontar la muerte con franqueza y humanidad, estaba suscitando paralelamente un mayor interés en mejorar la calidad de la existencia y apreciar las relaciones personales en mayor grado que el éxito o la fortuna. 

Exposición de Anthony Marsella, presidente de Psicólogos Comprometidos con la Sociedad
Exposición de Anthony Marsella, presidente de Psicólogos
Comprometidos con la Sociedad

Luego, el doctor Anthony Marsella, presidente de Psicólogos Comprometidos con la Sociedad, declaró que el misterio de la vida y la muerte yacía en su inseparabilidad. Lo importante era, dijo, sentirse identificados con los demás y la vida misma; tal postura, subrayó, tendría repercusiones positivas en el bienestar del planeta. 

Megan Laverty, catedrática de la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Columbia, en Nueva York, citó al filósofo estadounidense John Dewey e instó a los concurrentes a aceptar con integridad y serenidad la inevitabilidad de la muerte.  

Finalmente, Vincent Harding, profesor emérito de la Escuela de Teología Iliff, en Denver, Colorado, presentó un análisis de los aspectos sociales e históricos de la cultura norteamericana y propuso el reemplazo de ciertos enfoques por los valores filosóficos que abogaba Martin Luther King (h). El profesor Harding exhortó a los participantes a apoyar y alentar la gestación de una sociedad más optimista, sana y justa.

[Fuente informativa: Centro Bostoniano de Investigaciones para el Siglo XXI. Fuente fotográfica: Marilyn Humphries.]