Educación

Volver a la listaJul 24, 2006

Taiwán: Campamento estival en Taitung

El 1o y 2 de julio de 2906, los jóvenes de la SGI de Taiwán que estudian en la Universidad Nacional de Tsing Hua llevaron a cabo un campamento de verano para los estudiantes de la Escuela de Enseñanza Elemental de Dasi, en el condado de Taitung. El Campamento Estival Soka de la Alegría es una iniciativa de la División de Estudiantes de la SGI de Taiwán para contribuir con la educación de los niños, y se centra en escuelas elementales de la región montañosa de Taiwán y de las islas apartadas. Los alumnos realizaban deportes y participaban en actividades científicas. Los padres y maestros han expresado su agradecimiento por la oportunidad que se les proporcionó a los niños.

En reconocimiento a su liderazgo en la SGI y a sus contribuciones al desarrollo de la cultura y la educación, el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, recibió el Premio "Luz de la Cultura" por parte del condado de Taitung, situado al este de Taiwán. La ceremonia se llevó a cabo el 1o de julio en la Escuela de Enseñanza Elemental de Dasi, ubicada en el poblado de Duoliang, condado de Taitung, durante la realización del Campamento Estival Soka de la Alegría. El presidente del consejo del condado de Taitung, Li Jin-huei, el alcalde de Duoliang, Chen Jhih-gang, y el director de la Escuela de Enseñanza Elemental de Dasi, Lin Hong-siang, se encontraban entre los funcionarios participantes. El secretario general de la SGI de Taiwán, Jhang Sheng-li, aceptó la distinción en nombre del señor Ikeda. El presidente del consejo, señor Li, elogió el liderazgo del titular de la SGI en las actividades educativas, y expresó su agradecimiento a la SGI de Taiwán por su dedicación a trabajar con los niños. Dijo que el hecho de interactuar con estudiantes universitarios inspiraba creatividad y curiosidad en los niños, y estos podían forjar cálidos lazos de amistad con sus "hermanos y hermanas mayores".

Durante la ocasión, el municipio de Duoliang confirió la Distinción "Luz de Duoliang" al presidente Ikeda, mientras que la Escuela de Enseñanza Elemental de Dasi obsequió una Carta de Agradecimiento al líder de la SGI, en la cual afirmaba que el campamento de verano constituía un evento invalorable para fortalecer en los niños el coraje y la capacidad de soñar.