Desarrollo sostenible

Canadá: Verano sostenible

El Comité para la Carta de la Tierra, perteneciente a la SGI de Vancouver, Canadá, promovió una campaña titulada "Verano Sostenible" en el complejo comercial Central City, del 3 al 5 de julio de 2008, durante la cual se distribuyeron a los transeúntes una lista de cincuenta acciones para reducir la huella ecológica (los efectos negativos producidos por las emisiones de dióxido de carbono). 

La operación benéfica es la segunda que impulsan los miembros de la comunidad de Gran Vancouver, tras la exitosa realización de la campaña "Treinta Días Sostenibles", impulsada dentro de la organización entre septiembre y diciembre de 2007. En dicha ocasión, las personas fueron incentivadas a dedicar esfuerzos para conducir una vida diaria sostenible durante treinta días, tratando de reducir el impacto ambiental en los quehaceres cotidianos. El Comité para la Carta de la Tierra elaboró para este fin una lista de acciones fáciles de introducir en el hábito personal.

En la lista se proponen, por ejemplo, el fomento del diálogo ciudadano para intercambiar reflexiones sobre la interconexión de la vida y los efectos del consumo humano en el entorno; la instalación de bombillas de luz fluorescente de bajo consumo; la colaboración mutua para compartir los viajes en automóvil; la movilización en bicicleta o transporte público; la compra de productos alimenticios orgánicos y propios de la localidad; la donación a los bancos de alimento vecinales; la presentación de solicitudes escritas a los legisladores regionales para mejorar la sostenibilidad; la participación electoral; la tutela de los jóvenes; el apoyo a la población senil y desfavorecida, entre otros. 

Más de ciento veinte miembros de la SGI de Vancouver participaron en la campaña realizada en el último trimestre de 2007, durante la cual pusieron en práctica un promedio de doce acciones propuestas. 

Con respecto a la campaña "Verano Sostenible", Richard Chu, coordinador del Comité para la Carta de la Tierra, expresó: "El cambio climático y la emisión de gases de efecto invernadero se han convertido en temas acuciantes para la humanidad toda; sin embargo, estos problemas no pueden ser enfrentados de manera aislada. En su Propuesta de Paz escrita en 2002, el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, destaca la necesidad de mancomunar acciones con una visión compartida para fomentar la educación en el ámbito del desarrollo sostenible, ya que dicho tema no se limita al medio ambiente, sino que abarca aspectos sociales, económicos, comunitarios y políticos. 

[Fuente informativa y fotográfica: SGI de Canadá.]