Budismo

Japón: Reunión de la sede central

Banda Victoria de TohokuN
Banda Victoria de Tohoku

La 64.ª Reunión de la Sede Central para Responsables de la Soka Gakkai fue celebrada en el Centro Cultural de Fukushima, situado en la ciudad de Koriyama, prefectura de Fukushima, Japón, el 3 de marzo de 2013. En este evento se dieron cita líderes de las divisiones juveniles, la División de Señores, la región de Tohoku y las comunidades agrícolas y pesqueras de la Soka Gakkai.

El encuentro fue subtitulado "Encuentro general del Nuevo Tohoku", y se realizó en la región de Tohoku (compuesta por seis prefecturas del nordeste del país) con la intensión de no permitir que se olvide el sufrimiento ocasionado por el terremoto, el tsunami y el accidente de la planta nuclear del 11 de marzo de 2011. Los participantes de la reunión disfrutaron de diversas presentaciones en vivo y en directo, que conectaron simultáneamente a quince locales.

Participantes en Fukushima
Participantes en Fukushima

El presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, envió un mensaje en el que decía: "Aun enfrentados a la catástrofe que ocasionó el terremoto y tsunami del 11 de marzo, nuestros admirables camaradas de Tohoku rehusaron ser vencidos y no se dejaron desanimar por la adversidad. Salieron a la palestra como pilares de la sociedad, como puntales de sus comunidades, siempre dispuestos a alentar a sus amigos y vecinos; con esta postura ejemplar de increíble valentía, sinceridad y entereza, han perseverado hasta el día de hoy. En aras de la Ley, procurando la felicidad de los demás y abrigando el sueño de crear una sociedad pacífica y próspera mediante los ideales humanísticos del budismo de Nichiren, han trabajado sin descanso en las tareas de rescate y reconstrucción civil, incluso tragándose las lágrimas de dolor y de frustración frente a la embestida feroz de la naturaleza y las inclemencias del tiempo. (…) Quisiera elogiar a cada uno de ustedes, amigos de Tohoku, y coronarlos como paladines del pueblo, campeones del humanismo, héroes de la dignidad de la vida". También aseveró: "La vida humana no es débil ni impotente; contiene dentro de sí un potencial infinito e insondable como el universo. (…) Los que han resistido los inviernos más crudos pueden disfrutar de una primavera de felicidad, dicha y honor insuperables. Logremos victorias monumentales armados de convicción, mientras seguimos llevando la luz de la esperanza y del valor a todas las direcciones".

[Fuente informativa y fotográfica: Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai del Japón.]