Budismo

Presidente de la SGI: Serie "Vivir el Gosho" 62

El 9 de diciembre de 2011, se publicó la sexagésima segunda entrega de la serie "Vivir el Gosho: Palabras de aliento del presidente Ikeda" en el diario Seikyo Shimbun. A continuación, se trascribe la traducción oficial al español del artículo en mención:

Con el deseo de que toda la humanidad sea feliz

"Durante los últimos veintiocho años, desde el vigésimo octavo día
del cuarto mes [28 de abril] (1) del quinto año de la era Kencho [1253],
signo cíclico mizunoto-ushi, hasta el presente, duodécimo mes
del tercer año de la era Koan [diciembre de 1280], siglo cíclico kanoe-tatsu,
yo, Nichiren, no he hecho otra cosa que trabajar exclusivamente
para poner los cinco o siete caracteres de Myoho-renge-kyo (2)
en boca de todos los seres de la tierra del Japón."

(The Writing of Nichiren Daishonin [Los escritos de Nichiren Daishonin],
Tokio, Soka Gakkai, 2006, vol. 2, pág. 931.)

Nichiren Daishonin perseveró en su lucha altruista por propagar la Ley Mística, con la única motivación de guiar al pueblo a la felicidad. Nosotros, herederos de esta noble misión, somos todos respetables Bodhisattvas de la Tierra y emisarios del Buda del Último Día de la Ley, dotados de "gran buena fortuna desde existencias pasadas". (3) Hoy, está surgiendo una multitud de jóvenes y valientes Bodhisattvas de la Tierra. Mientras seguimos difundiendo la Ley Mística e iniciando el diálogo con la mayor cantidad posible de personas, escalemos nuevas cumbres del kosen-rufu.

Nota del editor:
(1) Esto se refiere al momento en que Nichiren Daishonin proclamó públicamente por primera vez la enseñanza de Nam-myoho-renge-kyo.
(2) Myoho-renge-kyo se escribe con cinco ideogramas chinos, mientras que Nam-myoho-renge-kyo se escribe con siete (namu o nam se compone de dos caracteres). El Daishonin a menudo usa Myoho-renge-kyo como sinónimo de Nam-myoho-renge-kyo en sus escritos.
(3) The Lotus Sutra and Its Opening and Closing Sutras (El Sutra del loto, y los sutras de inicio y de cierre), trad. por Burton Watson, Tokio, Soka Gakkai, 2009, cap. 27, pág. 356.

[Fuente: Seikyo Shimbun, 9 de diciembre de 2011.]