Budismo

Japón: Solidaridad por el pueblo de Fukushima

Reunión de diálogo, Centro de la Paz de Fukushima
Reunión de diálogo, Centro de la Paz de Fukushima

Los miembros de la Soka Gakkai continúan realizando una gran variedad de labores humanitarias en la prefectura japonesa de Fukushima, que fue gravemente afectada por el seísmo ocurrido el 11 de marzo de 2011 y que es asiento de la central nuclear Nº 1 de Fukushima (Fukushima Daiichi).

 

El Centro de la Paz de la Soka Gakkai de Fukushima, situado fuera de la zona de evacuación de radioactividad, ha venido funcionando como refugio para un centenar de personas que fueron evacuadas desde el día de la catástrofe telúrica. El 24 de marzo, se realizó una reunión de diálogo en dicho local, bajo el tema "Esperanza y avance". Los miembros, quienes son igualmente víctimas del siniestro, compartieron información sobre su situación. Kunie Takezawa, cocinera autorizada por la nación, contó que prepara comida para los evacuados de los refugios; Itsuko Sudo comentó que está afrontando la situación con fortaleza y esperanza sosteniéndose en la oración que entona en el centro; Masahiko Endo y Masako Ishibashi, responsables máximos de la Soka Gakkai a nivel de la prefectura, alentaron a los evacuados a superar el infortunio basándose en el principio budista de "convertir el veneno en medicina".

 

Intercambio en Nihonmatsu
Intercambio en Nihonmatsu

 

Kazuo Nirasawa (derecha) en Minamisoma
Kazuo Nirasawa (derecha) en Minamisoma

El 28 de marzo, se realizó una reunión de oración en la casa particular de un miembro de la Soka Gakkai de Nihonmatsu, en donde se congregaron treinta miembros de Minamisoma, refugiados en grupo en la localidad. Una de las participantes, Yuko Yamaguchi, comentó que gracias al aliento decidió que jamás sería derrotada.

 

ALT-CAPTION
Masahiko Endo (derecha) en Iwaki

Por otro lado, los líderes máximos de la Soka Gakkai de la región continúan recorriendo los lugares afectados más recónditos para llevar artículos de necesidad y alentar a las víctimas. El 29 de marzo, el equipo encabezado por Kazuo Nirasawa, responsable de Tohoku, Hidehiro Kato, líder de la División de Jóvenes de Tohoku, y Tomoyuki Sakurai, responsable del grupo Sokahan, llegó a Minasoma e Iitate; mientras que el equipo conformado por Masahiko Endo y Masako Ishibashi, responsables de Fukushima, entraron a Iwaki, el 2 de abril. La señora Miyoko Araki (87 años) de Iwaki dijo: "Tuve suerte de sobrevivir al devastador desastre. Quiero reanudar mi lucha por la paz a través de las actividades budistas. Por favor, transmitan mi gratitud a los miembros de todo el mundo por su oración".

 

Reunión de oración, Centro Cultural de la SGI de Chicago
Reunión de oración, Centro Cultural de la SGI de Chicago

El colectivo de miembros de la SGI del orbe entero ha mostrado su solidaridad con el pueblo nipón y se encuentra efectuando numerosas reuniones para orar por las víctimas del desastre de Japón y la pronta recuperación de los damnificados.


[Fuente informativa y fotográfica: Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai, Japón. Unos artículos relacionados fueron publicados en mencionado periódico los días 26, 28, 30 y 31 de marzo y del 4 de abril de 2011.]