Budismo

Volver a la listaNov 14, 2009

Japón: 34º Reunión de la sede central

La 34º Reunión de la Sede Central para Responsables se celebró el 14 de noviembre de 2009 en conjunto con la 34º Reunión General de la SGI, en el Centro en Memoria del Presidente Makiguchi, situado en Tokio, Japón. El encuentro conmemoró el 79º aniversario de la fundación de la Soka Gakkai (18 de noviembre de 1930), y contó con la participación del presidente de la SGI, Daisaku Ikeda; el presidente de la Soka Gakkai, Minoru Harada; el director general de la SGI, Yoshitaka Oba; la responsable de la División Femenina de la SGI, Kayoko Asano, y doscientos cincuenta miembros provenientes de sesenta países y territorios.


Al tomar la palabra, el presidente Harada expresó su agradecimiento a los miembros de la organización por sus continuos esfuerzos en la consolidación de la paz duradera. En alusión al examen de budismo que se realizaría en Japón el 29 de noviembre, alentó a los jóvenes a desafiarse y a sus predecesores a apoyar su desarrollo. Asimismo, instó a sus compañeros a fomentar el diálogo y transitar por existencias plenas de dicha y victoria.


Igualmente, en su discurso, el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, inició sus palabras con profundas expresiones de encomio a los miembros de la organización asegurándoles: "[L]a recompensa que obtenemos mediante la práctica budista generalmente se muestra como un beneficio invisible. En otras palabras, aunque los resultados no se vean en forma ostensible en este momento, sin falta se manifestarán con posterioridad. En verdad, gozarán de beneficios tan enormes y de una buena fortuna tan increíble, que su imaginación hoy ni siquiera llega a concebirlos. Así funciona la Ley budista". Luego, agregó: "Mi maestro Josei Toda, segundo presidente de la Soka Gakkai, dijo: 'El principio de la dignidad de la vida, y el espíritu de amor compasivo expuesto en el budismo de Nichiren representan la esencia de una profunda filosofía capaz de guiar a todas las personas a la felicidad. ¡Estos son los ideales que atesora la Soka Gakkai, y nosotros debemos difundirlos en todo el mundo!'". Asimismo, pidió a sus compañeros miembros: "Por favor, vivan hasta el final de manera enérgica, vibrante y triunfal. Es importante que jamás seamos vencidos. ¡Triunfemos en la vida! (…) Pase lo que pase en el transcurso de nuestra vida, estén seguros de la victoria suprema, por el poder prodigioso que tiene la Ley Mística de 'convertir el veneno en remedio'. Así pues, por penosa que sea la situación en que se encuentren, por enfermos que estén, por mucho que los demás los estén atormentando o haciendo sufrir, ustedes pueden salir triunfando. Van a ser vencedores, sin falta. Así es el espíritu del budismo de Nichiren. Y ese es el propósito de nuestra práctica budista".


[Fuente informativa: Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai, Japón. Artículos publicados los días 13 y 14 de noviembre de 2009.]