Budismo

Japón: Conmemoraciones de Hiroshima y Nagasaki

En agosto de 2009, la Soka Gakkai recordó el 64º año del lanzamiento de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki.

Conmemoración en Hiroshima
Conmemoración en Hiroshima

El 6 de agosto, las víctimas de la explosión nuclear fueron rememoradas en un acto religioso celebrado en el Auditorio Conmemorativo de la Paz de la Soka Gakkai en Hiroshima, en el cual participaron sobrevivientes (hibakusha, en japonés) y deudos que oraron por el tranquilo descanso de los fallecidos. Yoshinobu Yamashita, quien sufrió la exposición letal en el vientre de su madre, brindó testimonio de las funestas repercusiones de las armas nucleares. Tomohiko Shiota, responsable de la División de Jóvenes de la Soka Gakkai de Hiroshima, exhortó al público joven a tomar conciencia de la contribución que el budismo puede brindar a la sociedad y a actuar emprendedoramente por la erradicación del armamento atómico. Luego de la ceremonia conmemorativa, se realizó una conferencia de sobrevivientes organizada por el Comité Femenino para la Paz de la Soka Gakkai de Hiroshima, durante la cual, Emiko Yamanaka, narró cómo perdió a su familia y su deseo de trabajar por la paz transmitiendo a las jóvenes generaciones los horrores de la guerra.

Foro por la paz 2009, Nagasaki
Foro por la paz 2009, Nagasaki

El 8 de agosto, la División de Jóvenes de la Soka Gakkai de Nagasaki auspició el Foro por la Paz 2009, en el Centro de la Paz de la Soka Gakkai de Nagasaki, bajo el tema "Creemos grandes oleadas de paz a través del diálogo denodado". Kenichiro Eguchi, responsable de la división, destacó que la Soka Gakkai está dedicada por entero a promover la abolición nuclear desde 1957, cuando su segundo presidente, Josei Toda, hizo un llamado público a erradicar tales armamentos execrables. Luego, instó a sus compañeros a promover actividades por la paz con el mismo espíritu precursor. Al día siguiente, en el mismo local, se efectuó una conferencia que reunió a víctimas y a deudos de los fallecidos por la bomba atómica. Los participantes confirmaron mutuamente su deseo de construir un mundo de paz libre de armas nucleares. En la reunión se proyectó un segmento del cortometraje titulado "Testimonios de Hiroshima y Nagasaki: Mujeres por la paz", creado por la SGI.

[Basado en los artículos publicados los días 7 y 10 de agosto de 2009 en el Seikyo Shimbun, diario de la Sola Gakkai, Japón.]