Budismo

Argentina: Grupo Cascada

Recientemente, fue creado el Grupo Cascada de la SGI de la Argentina, conformado por representantes de la División de Señores y cuyo nombre fue inspirado en el poema escrito por el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, titulado "Como la cascada", que canta la dignidad y la valentía masculina.

ALT-CAPTION
Grupo Cascada de la SGI de la Argentina

La reunión inaugural de la flamante agrupación compuesta actualmente de sesenta miembros fue celebrada el 2 de octubre de 2008, en el Centro Cultural de la SGI de la Argentina situado en Buenos Aires. El titular Miguel Ángel Delli Gatti compartió con sus compañeros su decisión personal y anunció las tres guías principales del grupo: 1) fomentar la armonía en la comunidad; 2) apoyar a la División de Jóvenes para que sus integrantes sean victoriosos en todo lo que emprendan; y, 3) desarrollarse como personas capaces de ganarse la confianza de la sociedad y apoyar a otros. Luego, tomaron la palabra para expresar sus parabienes el titular de la División Juvenil Masculina, Javier Alfredo Canals, y la responsable de la División de Damas, Matilde Garrido. Seguidamente, se entonó la canción "La cascada". El director general de la SGI de la Argentina, Yo Minagawa, alentó a los integrantes del recién formado grupo a mantener siempre un corazón jovial para enfrentar la injusticia y trabajar por el mejoramiento de la sociedad.

El 13 de septiembre, se realizó una reunión de estudio del budismo de Nichiren para el Grupo de Señoras Jóvenes, en la sede capitalina de la organización. Luego de reconfirmar la importancia de la oración y la acción, así como el espíritu de "distintas personas con un mismo propósito" y el de inseparabilidad entre maestro y discípulo, las participantes expresaron su decisión de apoyar el desarrollo de las próximas generaciones para construir sociedades rebosantes de paz y prosperidad. La titular de la División de Damas, Matilde Garrido, instó a sus compañeras a desafiar tenazmente las vicisitudes de la vida, recordándoles que Nichiren expresa en un escrito que lo esencial es tener convicción en el potencial que tiene cada uno de hacer posible lo imposible.

[Basado en los artículos publicados el 17 y 23 de octubre de 2008 en el Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai, Japón.]