Budismo

Cuba: Registro jurídico


La SG de Cuba quedó oficialmente registrada

La Soka Gakkai de Cuba fue la primera organización budista oficialmente reconocida como asociación religiosa por el gobierno cubano. El 6 de enero de 2007, el acto de reconocimiento jurídico se llevó a cabo en La Habana, capital de Cuba. Participaron unas 200 personas, entre ellas: Caridad Diego Bello e Isidro Gómez, jefa  y funcionario de la Oficina para la Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba respectivamente; Miriam García Mariño, directora del Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia; el doctor Armando Hart Dávalos, director de la Oficina del Programa Martiano, presidente de la Sociedad Cultural José Martí y ex ministro de Cultura cubano; Cintio Vitier Bolaños, presidente de honor del Centro de Estudios Martianos; y miembros de la Soka Gakkai de Cuba. El registro oficial le permite a la Soka Gakkai de Cuba establecer centros comunitarios y emprender actividades en diversas áreas de la sociedad cubana.


Adelmo Díaz Torres, director general de la SGI de Cuba

Joannet Delgado de la Guardia, titular de la División de Damas de la SGI de Cuba

Después de la entonación del himno nacional, Adelmo Díaz Torres, líder de la Soka Gakkai de Cuba, explicó brevemente los ideales que abraza la mencionada organización, que sigue la filosofía del budismo de Nichiren. Luego, la directora García confirmó la oficialización de la Soka Gakkai de Cuba y presentó a los nuevos responsables de la asociación religiosa, a saber: director general, Adelmo Díaz Torres; vicedirector general, Melanio Borrero Argudín; secretaria, Joannet Delgado de la Guardia; y tesorera, Raquel Delgado de la Guardia.

El ex ministro de Cultura cubano, doctor Hart, afirmó que las actividades de la Soka Gakkai, que se centran en la paz, la cultura y la educación, han forjado lazos de amistad con países en todo el mundo y han contribuido enormemente a proteger los derechos humanos. En su discurso, el señor Gómez dijo que el propósito de la Soka Gakkai de participar constructivamente en la sociedad y desarrollar el humanismo está en perfecta sintonía con el de la Revolución Cubana. También elogió las acciones emprendidas por las mujeres de la Soka Gakkai de Cuba y dijo que son admirables, y que el gobierno reconoce plenamente las actividades de dicha organización cubana.


Miembros de la SG de Cuba

Durante más de una década, la SGI ha venido realizando diversos intercambios culturales y educativos con Cuba. En junio de 1996, el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, visitó este país por primera vez en una misión humanitaria y educativa por invitación del entonces Ministro de Cultura de Cuba. Sus diálogos sobre la vida de José Martí, escritor y héroe del movimiento por la independencia cubana, con el doctor Vitier, una autoridad en el tema, culminaron luego en el libro

Diálogo sobre José Martí, el Apóstol de Cuba

, publicado en 2001 en japonés y en español. El señor Ikeda se reunió también con el presidente cubano Fidel Castro y dialogaron sobre los intercambios educativos y culturales como caminos para construir la paz. A través de diversas instituciones académicas y culturales que el líder de la SGI fundó, ha contribuido con los intercambios entre Cuba y el Japón desde principios de la década de 1990. La Asociación de Conciertos Min-On invitó al Ballet Nacional de Cuba (en 1991) y al Ballet Folklórico  Nacional de Cuba a presentar su arte en el Japón. El Museo de Bellas Artes Fuji patrocinó una exposición sobre el arte tradicional japonés en La Habana (en 1996) y una muestra titulada "Obras Maestras del Museo Nacional de Cuba: Pinturas Españolas y Cubanas del siglo XIX” (en 1997) en Tokio y en cuatro prefecturas del Japón. La Universidad Soka, situada en Tokio, y la Universidad de La Habana, en Cuba, firmaron un acuerdo formal de intercambio académico. El señor Ikeda recibió un doctorado honorario de esta última institución en 1996. Durante el mismo año, en reconocimiento a sus contribuciones a los intercambios amistosos entre ambos países, el gobierno cubano le entregó al Presidente de la SGI su máxima distinción, la Orden Félix Varela de Primer Grado.

 

[Basado en el artículo publicado el 10 de enero de 2007 en el Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai, Japón.]