La SGI se une con diversos grupos religiosos para realizar un llamamiento a la acción ante las históricas negociaciones de la ONU sobre armas nucleares

310

popularidad


Nueva York, 29 de marzo de 2017: El 28 de marzo, varios grupos religiosos instaron a los gobiernos a realizar progresos decisivos hacia el establecimiento de un marco para la completa eliminación de las armas nucleares a través de una declaración leída en el segundo día de una histórica conferencia de la ONU para iniciar las negociaciones sobre un tratado jurídicamente vinculante que prohíba las armas nucleares.

Jasmin Nario-Galace, de Pax Christi Filipinas, lee la declaración conjunta en nombre de las comunidades religiosas preocupadas por las armas nucleares
Jasmin Nario-Galace, de Pax Christi Filipinas, lee la declaración conjunta en nombre de las comunidades religiosas preocupadas por las armas nucleares

Ante representantes de unos 120 gobiernos participantes en las negociaciones llevadas a cabo en la sede de la ONU, y que continuarán hasta el 31 de marzo, Jasmin Nario-Galace, de Pax Christi Filipinas, leyó la declaración conjunta en nombre de las comunidades religiosas preocupadas por las armas nucleares. Tras la lectura señaló: “Como comunidades religiosas que trabajamos por un mundo sin armas nucleares, es nuestra intención demostrar que compartimos las mismas aspiraciones de paz y de un mundo donde las personas vivan sin miedo”.

Entre los firmantes se incluyen más de 20 personas que representan a diversos grupos religiosos como Pax Christi, el Consejo Mundial de Iglesias, organizaciones islámicas, la asociación budista Soka Gakkai Internacional (SGI), los cuáqueros de Gran Bretaña o Religiones por la Paz.

Estos grupos enfatizan que las armas nucleares manifiestan un desprecio total por los valores éticos compartidos por las religiones. Condenan la teoría de la disuasión y el catastrófico impacto humanitario de cualquier uso de armas nucleares, afirmando: “Rechazamos la inmoralidad de mantener a toda la población como rehén, amenazada con una muerte cruel y miserable. Aplaudimos a los líderes políticos del mundo que han demostrado el coraje de iniciar estas negociaciones”.

Representantes de los gobiernos participantes en las históricas negociaciones sobre la prohibición del armamento nuclear, en la Sede de la ONU
Representantes de los gobiernos participantes en las históricas negociaciones sobre la prohibición del armamento nuclear, en la Sede de la ONU

La declaración también insta a los estados que no participan en esta ronda de negociaciones a que reexaminen sus posiciones y se comprometan a unirse de buena fe a la sesión de junio-julio (Lea la declaración y la lista de firmantes, en inglés.)

Kazuo Ishiwatari, Director Ejecutivo de Paz y Asuntos Globales de la SGI, comenta: “Para tener éxito, un tratado que prohíba las armas nucleares debe tener en cuenta, reflejar y encarnar las voces de toda la familia humana (…) La SGI hará un llamamiento a una aún mayor involucración del poder de la conciencia individual y colectiva para apoyar, fortalecer y enriquecer el proceso de negociación”.

Uno de los firmantes, Mustafa Cerić, gran muftí emérito de Bosnia y presidente del World Bosniak Congress, añade: “La capacidad del hombre para confiar en Dios es su capacidad para confiar en el hombre. Por lo tanto, no necesitamos armas nucleares si confiamos en Dios. En realidad, si confiamos en el hombre”.

La declaración interreligiosa se basa en declaraciones realizadas por algunas de las mismas personas y grupos con ocasión de negociaciones clave relacionadas con el impacto humanitario de las armas nucleares, celebradas en Washington DC (abril de 2014), Viena (diciembre de 2014), Nueva York (mayo de 2015) ) y Ginebra (mayo de 2016).

La SGI también presentó su propio documento de trabajo a la conferencia.

Este documento de trabajo sostiene que el objetivo de lograr un mundo sin armas nucleares debe ser entendido como parte integral de un esfuerzo mayor por desmilitarizar las relaciones internacionales y desarrollar concepciones no violentas de los estados. Citando al presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, se subraya: “La inhumanidad de las armas nucleares no solo se encuentra en su abrumador poder destructivo. Reside además en su potencial para borrar instantáneamente y vaciar de sentido los esmerados esfuerzos de generaciones de seres humanos (…) Son la negación y el rechazo de nuestra propia humanidad”.

La asociación budista Soka Gakkai Internacional (SGI) vincula a más de 12 millones de miembros alrededor del mundo. Ha estado comprometida en los esfuerzos por la abolición de las armas nucleares durante sesenta años.

Para más información:
Hiro Sakurai
Director
Oficina de la Soka Gakkai International (SGI) para asuntos de la ONU
130 East 40th Street, Suite 602
Nueva York, NY 10016
Estados Unidos
Tel: + 1-212-727-7018 (oficina) | + 1-917-513-6538 (móvil)

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba