El Presidente de la SGI presenta la Propuesta de paz 2017

2009

popularidad


Tokio, 26 de Enero de 2017: Daisaku Ikeda, presidente de la asociación budista Soka Gakkai Internacional (SGI), dio a conocer el 26 de enero de 2017, su 35.ª propuesta de paz anual titulada “La solidaridad global de los jóvenes: inaugurando una nueva era de esperanza”.

Al tiempo que reconoce los numerosos desafíos globales, desde los conflictos armados hasta la crisis de refugiados, Ikeda rechaza el pesimismo mencionando su fe en los jóvenes, quienes encarnan la esperanza y pueden catalizar reacciones en cadena de cambios positivos en sus comunidades. El afirma: “Los jóvenes y su enérgico compromiso representan la solución a los retos globales que enfrentamos”.

También ve a los jóvenes como la clave para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados por las Naciones Unidas con miras al año 2030. Enfatiza que la acción compartida globalmente, tal y como ha podido verse en esfuerzos recientes para combatir el cambio climático, es esencial para promover estos objetivos.

Participantes en la “Asamblea de Jóvenes” en Londres en septiembre de 2015, con carteles representativos de los ODS [Foto Jessica Lea/DFID/CC BY]
Participantes en la “Asamblea de Jóvenes” en Londres en septiembre de 2015, con carteles representativos de los ODS [Foto Jessica Lea/DFID/CC BY]

Ikeda expresa su preocupación por la retórica de la desunión y el aumento del discurso del odio, señalando que el pensamiento xenófobo está motivado por una rígida división del mundo en buenos y malos. Asimismo, haciéndose eco de las palabras del ex presidente alemán Richard von Weizsäcker, quien describió el Muro de Berlín como “la política que niega a la humanidad, reproducida en piedra”, Ikeda subraya que no debemos permitir jamás que vuelva a darse este tipo de división.

Ikeda señala también el espíritu del bodhisattva, subrayado en el budismo Mahayana, como un medio para desarrollar una base espiritual sobre la que construir la solidaridad, describiendo al bodhisattva como alguien motivado por el espíritu de la empatía a la hora de responder a las graves crisis sociales, donde quiera que estas se den e independientemente de que le afecten directamente o no.

Aborda la importancia que posee la educación para la ciudadanía global y hace un llamamiento a fomentar la cultura de paz a través de la expansión de la amistad, trascendiendo las diferencias étnicas y religiosas. Confía en que los lazos de amistad entre los jóvenes puedan ser lo suficientemente poderosos como para hacer retroceder las “contaminadas corrientes de la desunión” y alumbrar una cultura de paz arraigada en el respeto a la diversidad.

Con respecto al problema de las armas nucleares, Ikeda insta a los líderes de Estados Unidos y Rusia, que juntos poseen más del 90% del arsenal nuclear mundial, a celebrar una cumbre lo antes posible para establecer una corriente global hacia el desarme nuclear .

Enfatiza la importancia del llamamiento a la abolición de las armas nucleares realizado hace 60 años, en 1957, por su mentor, el segundo presidente de la Soka Gakkai, Josei Toda. Toda trató de evidenciar el carácter ilusorio de la disuasión nuclear y declaró con fuerza que el uso de armas nucleares nunca puede estar justificado.

Victor Ochen, nominado al Premio Nobel de la Paz, alzando una bandera en Uganda, que representa el Objetivo 16: Paz, Justicia e Instituciones Fuertes [Foto Semine Lykke Brorson & AYINET]
Victor Ochen, nominado al Premio Nobel de la Paz, alzando una bandera en Uganda, que representa el Objetivo 16: Paz, Justicia e Instituciones Fuertes [Foto Semine Lykke Brorson & AYINET]

Ikeda celebra la aprobación el año pasado de una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas ordenando el inicio de negociaciones para un tratado que prohíba las armas nucleares. Reconociendo la dificultad de convencer a los estados poseedores de armas nucleares para que participen en estas negociaciones, previstas para los meses de marzo y junio de 2017, subraya que Japón, como único país que ha experimentado ataques nucleares en periodo de guerra, tiene la responsabilidad moral de trabajar para lograr la participación de tantos estados como sea posible.

Insta a que el establecimiento de dicho instrumento jurídico constituya una empresa mundial con el objetivo de evitar que los horrores de la guerra nuclear acechen a ningún país, enfatizando que esta iniciativa es totalmente congruente con el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) y su artículo VI, que exige que cada estado parte lleve a cabo negociaciones de buena fe que conduzcan a un desarme nuclear completo.

Ikeda subraya que las acciones de la sociedad civil durante el proceso de negociación ayudarán a generar un impulso hacia el logro del tratado, como una forma de “derecho internacional impulsado por las personas”.

En lo referente a las necesidades de los refugiados y de los países que los acogen, principalmente en el mundo en desarrollo, Ikeda sugiere que la ONU tome la iniciativa para desarrollar una nueva arquitectura de la ayuda que mejore la coordinación entre la asistencia de emergencia y el trabajo de desarrollo: una colaboración que dé respuesta a los desafíos humanitarios y proteja la dignidad humana. Esto podría incluir una formación profesional que permitiera a los desplazados forzosos trabajar en ámbitos que contribuyan a aumentar la resiliencia y promuevan el logro de los ODS en las comunidades de acogida.

Ikeda concluye su propuesta anual solicitando mayores esfuerzos para construir una cultura de derechos humanos. Sugiere que se realicen actividades de promoción de la educación en materia de derechos humanos para conmemorar en 2018 el 70.º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos. En este sentido, manifiesta sus grandes expectativas en relación a una nueva exposición sobre derechos humanos que la SGI está creando en colaboración con otros grupos y que se inaugurará durante la convocatoria del Consejo de Derechos Humanos en febrero y marzo.

Destaca la necesidad de promover la igualdad de género para poner fin a todas las formas de discriminación, afirmando que la igualdad de género es vital para abrir el camino a todas las personas y que estas puedan así manifestar la luz de su dignidad interior y de su humanidad de un modo fiel a su propia identidad individual.

Por último, Ikeda reafirma el compromiso de los miembros de la SGI, centrado en los jóvenes, de trabajar por crear una sociedad global donde nadie se quede atrás.

Daisaku Ikeda viene realizando cada año desde 1983 propuestas a la comunidad internacional en relación a temas globales. Filósofo, autor y constructor de la paz, es presidente de la asociación budista Soka Gakkai Internacional desde 1975. Sus propuestas de paz anuales se publican el 26 de enero en conmemoración de la fundación de la SGI. Ver www.daisakuikeda.org/es/

La propuesta completa en inglés estará disponible el 16 de febrero.

Contacto:
Joan Anderson
Oficina de Información Pública
Soka Gakkai Internacional
Tel: + 81-80-5957-4711
Fax: + 81-3-5360-9885
E-mail: anderson[at]soka.jp

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba