La luminosa guía de la filosofía budista

por Yoichi Kawada, asesor del Instituto de Filosofía Oriental

365

popularidad

A continuación se presenta una entrevista con Yoichi Kawada, asesor del Instituto de Filosofía Oriental (IOP por sus siglas en inglés), ubicado en Tokio, Japón. El IOP, una fundación sin ánimo de lucro, fue fundado en 1962 por el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, para promover la investigación en torno al patrimonio cultural y filosófico de Asia y abrir así el budismo a la investigación académica con el objetivo de clarificar sus fundamentos y sus valores universales.

El Instituto de Filosofía Oriental, Tokio
El Instituto de Filosofía Oriental, Tokio

Describa por favor los objetivos del Instituto de Filosofía Oriental (IOP) y cómo se está trabajando para lograr estos objetivos.

Cuando se estableció el IOP, nuestro fundador, Daisaku Ikeda, estipuló tres pautas para el instituto. Éstas estaban referidas a estudiar las culturas y tradiciones religiosas del Asia moderna, estudiar el budismo centrándonos en las enseñanzas expuestas en el Sutra del loto, y ofrecer al mundo la filosofía humanista y pacifista del budismo, liderando el camino para resolver los problemas globales que enfrenta la humanidad.

Basándonos en estas directrices, hemos continuado con el estudio de las tres principales ideas presentadas en el Sutra del loto que son, la iluminación universal, desarrollada en el capítulo “Medios hábiles”, la eternidad de la vida -la idea del tiempo sin comienzo ni final-, y la forma de vivir del bodhisattva. Estamos trabajando para encontrar lazos y desarrollar conexiones con otras filosofías y disciplinas religiosas con el fin de establecer un terreno común desde el cual podamos abordar juntos los problemas globales que amenazan a la humanidad.

Recientemente, el IOP completó la publicación en japonés de una serie de diez volúmenes titulada Daijo bukkyo no chosen (Un desafío para el budismo Mahayana, traducción tentativa). Sobre la base de las ideas de los tres primeros presidentes de la Soka Gakkai, tratamos de construir un marco lógico a partir de la filosofía budista que ofrezca soluciones a cuestiones globales tales como los problemas medioambientales, los conflictos y la violencia. El noveno y décimo volumen en particular se centran en los temas del diálogo intercultural e interreligioso.

Además de las publicaciones, el instituto ha organizado una serie de debates y conferencias con académicos de disciplinas diversas. En el año 2015, llevamos a cabo más de veinte debates con investigadores y académicos procedentes del islam, del cristianismo ortodoxo y del catolicismo, para favorecer el diálogo intercultural e interreligioso.

¿Cuál es su enfoque general del diálogo interreligioso?

El Presidente Ikeda ha manifestado que el propósito del diálogo interreligioso es trabajar junto con personas de otras afiliaciones religiosas y colaborar en la resolución de problemas globales urgentes. Con respecto al islam, por ejemplo, en el año 2012, coorganizamos un simposio conjunto con la Universidad de Malaya, Malasia, sobre temas como la construcción de la paz, la preservación del medioambiente y derechos humanos y dignidad. Este fue el primer simposio celebrado conjuntamente por el IOP en un país islámico y favoreció un diálogo muy interesante y abierto entre los estudiosos budistas y musulmanes.

Participantes del simposio titulado “Las posibilidades del budismo para el futuro de la humanidad”, coorganizado por el IOP y el Centro Oxford para Estudios Budistas, en 2016
Participantes del simposio titulado “Las posibilidades del budismo para el futuro de la humanidad” (traducción tentativa), coorganizado por el IOP y el Centro Oxford para Estudios Budistas, en 2016 [© IOP]

En junio de 2007, como representante de la tradición budista, asistí a una conferencia interreligiosa patrocinada por el Instituto Wahid, el Museo de la Tolerancia del Centro Simon Wiesenthal y la Fundación LibForAll. Participaron en la conferencia representantes de la religión islámica, judía, cristiana, hindú y budista. En esa ocasión, tuve la oportunidad de hablar directamente con el ya fallecido Dr. Abdurrahman Wahid. Él señaló que el islam es una religión pacífica que se había propagado pacíficamente. El Dr. Wahid, seguidor de Gandhi y firme partidario de la no violencia, explicó que el término “yihad”, a veces malinterpretado, significa “esforzarse o hacer un esfuerzo” y “actuar con sinceridad de acuerdo a la ley islámica”.

Existen dos tipos de yihad, la gran yihad y la pequeña yihad. En su diálogo con el Presidente Ikeda -Global Civilization: A Buddhist-Islamic Dialogue (Civilización global: un diálogo entre el budismo y el islam, traducción tentativa)-, el Dr. Majid Tehranian explica que tomar las armas solo se ha permitido en el islam en caso de defensa propia. Esta es la yihad externa, o pequeña yihad. También enfatiza que la yihad interna, o gran yihad, se considera mucho más difícil y consiste en purificar el alma de las impurezas de la codicia, la agresión y el mal.

La exposición del Sutra del loto celebrada en Sri Lanka, 2011
La exposición del Sutra del loto celebrada en Sri Lanka, 2011 [© IOP]

De modo similar, en el budismo Mahayana el concepto de “los deseos mundanos son la iluminación” describe el proceso de superar los “tres venenos” de la avaricia, la ira y la estupidez. Al desafiarlos con éxito, uno revela su inherente naturaleza iluminada que se caracteriza por la compasión, el coraje y la sabiduría. Existe una fuerte correlación entre estos dos conceptos referidos a la transformación de la vida expuestos respectivamente por el budismo y el islam.

Como personas religiosas, creo que nos incumbe disipar la visión prejuiciosa de la yihad como algo vinculado a actos de terror y transmitir una comprensión más precisa.

Como representante de los estudiosos budistas, en la conferencia presenté ideas desde la perspectiva budista, citando pasajes del Sutra del loto y de otras escrituras budistas. A través de estos intercambios de ideas basados en las enseñanzas esenciales de nuestras respectivas religiones, ampliamos nuestra comprensión de cómo cada comunidad religiosa puede contribuir al discurso sobre la paz, la preservación del medioambiente y la protección de los derechos humanos.

artículo relacionado Jóvenes Plantas de la Paz: Haciendo de la dignidad algo personal en Tailandia Jóvenes Plantas de la Paz: Haciendo de la dignidad algo personal en Tailandia por  Chanikarn Mint Wongviriyawong,  Tailandia Jóvenes Plantas de la Paz (YPP) es un grupo de jóvenes de la Soka Gakkai de Tailandia que trabaja en la creación de una cultura de paz basada en el respeto a la dignidad de la vida. En su opinión, ¿qué hace único al IOP?

Lo que distingue al IOP es que está llevando a cabo activamente diálogos con estudiosos de otras religiones, basándose a la vez firmemente en la filosofía del Sutra del loto y en el pensamiento de los tres primeros presidentes de la Soka Gakkai, particularmente en el de nuestro fundador, Daisaku Ikeda. A través de este tipo de intercambios académicos, se puede desarrollar la comprensión mutua en lo que se refiere a la filosofía religiosa, así como disipar creencias y prejuicios equivocados.

Los investigadores del IOP también han contribuido a ofrecer una visión académica sobre varios de los fundamentos religiosos y filosóficos y sus escrituras. En abril de 2016, el IOP copatrocinó la exposición “Buddhist Sutras: A universal spiritual heritage—manuscripts and iconography of the Lotus Sutra” (“Sutras budistas, un patrimonio espiritual universal: manuscritos e iconografía del Sutra del loto” traducción tentativa) en la sede de la UNESCO en París. El contenido de esta exposición se basó en el trabajo de nuestros investigadores y expertos en la materia.

¿Cuáles serían los problemas emergentes a nivel global en los que se está enfocando el IOP y sobre los que alentaría a interesarse a nuestros lectores?

En el 50.º aniversario de la fundación del instituto, el presidente Ikeda nos envió un mensaje en el que señalaba que los problemas globales que enfrenta la humanidad hoy en día podrían clasificarse en tres áreas. La primera sería el cambio climático y los problemas medioambientales, la segunda serían los retos sociales, políticos y económicos, y la tercera sería la crisis del espíritu humano y la degeneración de la ética y la moral.

En última instancia, la tercera de ellas es la fuente de todos los demás problemas, en ella reside la causa fundamental de la violencia, y en ella se encuentra la clave para resolver todos los problemas que enfrenta la humanidad, ya sean medioambientales, sociales, políticos o económicos. En ese sentido, nuestro foco está puesto en abordar todos los problemas globales.

Yoichi Kawada

Yoichi Kawada ha sido director del Instituto de Filosofía Oriental (IOP) desde 1988, siendo nombrado asesor en marzo de 2017. Durante su etapa como director, el Dr. Kawada supervisó los amplios programas de investigación del instituto sobre la intersección de las perspectivas filosóficas de Asia oriental y temas globales actuales tales como los derechos humanos, la protección del medioambiente y la bioética. El Sr. Kawada es además médico, con un doctorado en inmunología por la Universidad de Kyoto (Japón), y es una reconocida autoridad en la historia de la medicina budista, llevando las reflexiones del budismo a temas contemporáneos como la bioética y la práctica médica y clínica.

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba