Volver a la lista

Mi Gosho Favorito

"Aunque mis discípulos y yo encontremos toda clase de dificultades, si no albergamos dudas en nuestro corazón manifestaremos la Budeidad en forma natural."

La apertura de los ojos

Roslyn Cohen Hashimoto, Bélgica

Con la determinación de vivir y trabajar por el kosen-rufu de Bélgica, oré fervorosamente para encontrar un trabajo en Bruselas. Finalmente, conseguí el trabajo perfecto, tal como lo había deseado. Fue el momento que verdaderamente sentí el poder del daimoku.

Algunos meses después de que me mudé a Bruselas, nuestra oficia fue cerrada repentinamente y quedé sin empleo. Tras orar y leer discursos del presidente Ikeda que me inspiraron, me di cuenta de que se había presentado una oportunidad para desarrollarme. Como resultado de ello, pude empezar a trabajar de manera independiente y consagrarme a las actividades de la SGI en bien del prójimo.

Ahora, estoy casada y tengo dos hijos. Me siento realizada y estoy entregada a cuidar de mi familia y a las actividades de la SGI. El año pasado, mi hijo de catorce años fue víctima de un crimen, tras lo cual quedó profundamente traumatizado. Entonamos juntos y él se ha recuperado. A partir de dicha experiencia, todos en nuestra familia hemos profundizado nuestra fe y  hemos logrado comprender el significado de este fragmento del Gosho más que nunca.

[Cortesía de la revista SGI Graphic de julio de 2009.]

▲ Arriba