Preguntas

Lista completa de preguntas

Sobre la SGI

¿Qué hacen los miembros de la SGI?

Los miembros de la SGI llevan a la práctica el budismo diariamente dentro de su vida cotidiana. El objetivo de su práctica es desarrollarse y fortalecerse interiormente, mediante la entonación del Nam-myoho-renge-kyo y el estudio de las enseñanzas del budismo. La práctica básica de la oración matutina y vespertina, conocida como el gongyo, consiste en la recitación del Nam-myoho-renge-kyo y de porciones del Sutra del loto. Los miembros realizan esta oración en sus casas o en grupo para desarrollar la naturaleza de buda individual –caracterizada por la valentía, la sabiduría y la compasión— y extraer la energía vital para emprender el desafío de cambiar sus vidas por existencias dedicadas a contribuir a la felicidad de otras personas. En los países en donde existe una organización formal de la SGI, los integrantes de la agrupación comparten con los miembros y sus amigos las experiencias de la práctica religiosa y estudian juntos la doctrina budista periódicamente, en las reuniones de diálogo mensual. La práctica budista permite a las personas fortalecerse y asumir responsabilidad en la vida, lo que de manera natural, les hace albergar el deseo de generar cambios positivos en sus propias comunidades.

¿A qué rama budista pertenece la SGI?

Los miembros de la SGI profesan el budismo de Nichiren, es decir, la doctrina basada en las enseñanzas del Sutra del loto expuestas por el sacerdote budista  Nichiren, quien vivió en el siglo XIII. De acuerdo a la tradición del budismo Mahayana, el canon del Sutra del loto es la expresión máxima de las enseñanzas de Shakyamuni, el Buda histórico, nacido hace dos mil quinientos años, en lo que actualmente es Nepal. El Sutra del loto es admirado por su mensaje principal: todas las personas poseen la naturaleza de Buda, sean hombres o mujeres. La imagen de la flor inmaculada del loto, que crece inclusive en aguas fangosas, simboliza el desarrollo del estado de vida iluminado del ser humano en medio de las vicisitudes de la vida cotidiana. Nichiren investigó y leyó todos los textos budistas disponibles para analizar las doctrinas de las escuelas budistas que rivalizaban en su época. Tras un concienzudo estudio, Nichiren llegó a la conclusión de que el Sutra del loto expresaba íntegramente la voluntad compasiva de Shakyamuni. En la actualidad, los miembros de la SGI se dedican a estudiar las cartas y los tratados de Nichiren, los textos del Sutra del loto y las observaciones del presidente de la SGI, Daisaku Ikeda.

¿Los miembros de la SGI deben seguir algún reglamento?

Al integrar la SGI, sus miembros no están obligados a seguir ningún reglamento en especial. Lo que se fomenta es vivir existencias constructivas, contribuir a los demás, respetar las leyes y las normas de la sociedad y respetar la cultura de los lugares en donde se vive. Debido a que el Sutra del loto expone la dignidad de la vida y que cada ser humano es valioso, la SGI alienta a sus miembros a observar  la verdadera naturaleza de cada pensamiento, palabra y acción, y extraer sabiduría para tomar por sí mismos la elección correcta en cada faceta de sus vidas. Al aplicar el budismo en sus vidas, las personas evitan afrentar contra la vida y apoyan y alientan de manera natural a otros. La SGI ha establecido una Carta que estipula que la organización tiene por objetivo y visión la construcción de un mundo pacífico, justo y sostenible, en base a los principios del budismo de Nichiren.

¿Cuál es el beneficio de practicar el budismo con otras personas?

El objetivo de la práctica del budismo no se limita en lograr beneficios para uno o lograr meramente el desarrollo individual. La práctica budista permite generar cambios para uno y para los demás. En cualquier etapa de la práctica budista, las personas pueden aprender más de la fe al entrar en contacto con otras, intercambiando y dialogando con los demás, que practicando solas. Debido a que en el budismo existen ciertos conceptos complejos, y la reflexión objetiva de la condición vital individual a veces requiere cierto grado de disciplina, en la SGI, se alienta a los nuevos miembros a hacer preguntas. En el proceso de extraer su máximo potencial, las personas necesitan el apoyo de otras. La SGI cuenta con un amplio colectivo de miembros, en donde las personas pueden recibir aliento, encontrar lazos solidarios de amistad y de apoyo mutuo. La SGI ha logrado considerables resultados gracias al esfuerzo mancomunado de sus miembros, en su labor para generar cambios positivos en el mundo, a través de proyectos comunitarios, exhibiciones y una gran gama de actividades.

¿Cómo contribuye la SGI a la sociedad?

La SGI promueve activamente la paz, la cultura y la educación, basada en los principios del respeto a la dignidad de la vida y la convicción de que todo ser humano posee un ilimitado potencial positivo. En adición, existen tres niveles en las que la SGI contribuye a la sociedad: individual, comunitario y global. El aspecto más destacable es el esfuerzo personal que realizan millones de miembros de la SGI para fomentar en sus hogares, sociedades y trabajos ideales nobles, servir en la resolución de conflictos y dedicarse al desarrollo de otras personas. En adición, los grupos de la SGI de cada localidad impulsan diversos proyectos, tales como campañas de limpieza o de protección ambiental, exhibiciones y coloquios sobre la no violencia y la paz, e intercambios culturales. A nivel internacional, la SGI  ha establecido lazos de colaboración con diversas organizaciones no gubernamentales que trabajan a nivel local, nacional e internacional, y ha venido apoyando firmemente a las Naciones Unidas, especialmente, a través de sus oficinas de enlace en Nueva York, Ginebra y Viena. Asimismo, se ha mantenido activa en proyectos de diálogo interreligioso, de educación en las esferas de la paz, el desarme, los derechos humanos y el desarrollo sostenible, y de ayuda humanitaria en caso de desastres.

▲ Arriba

Sobre el budismo

¿En qué creen los budistas? ¿Qué es la iluminación?

Los budistas creen que cada individuo tiene un potencial positivo ilimitado y la capacidad de mejorar su vida. A través de la práctica, las personas sienten mayor satisfacción, felicidad y la disposición para contribuir a la sociedad. El budismo enseña que la Ley universal del Dharma rige el universo y que todos los entes vivientes están estrechamente conectados. Postula, además, que cada persona es responsable de determinar el rumbo de su vida. Un cambio de perspectiva o la transformación del corazón permiten cambiar la circunstancia propia y ajena. El sacerdote budista Nichiren afirmó que la práctica de la entonación del Nam-myoho-renge-kyo por una persona conduce a la armonía del sujeto con el Dharma de la vida suprema del universo, fruto de lo cual el individuo puede disfrutar de mayor sabiduría, coraje, fuerza vital y compasión. La iluminación suele relacionarse con la práctica de la austeridad para lograr poderes extraordinarios ajenos a los seres comunes. Sin embargo, Nichiren postuló que el estado de Budeidad consiste en la fusión de la sabiduría subjetiva con la realidad objetiva, es decir, la comprensión total de las realidades de este mundo. No se trata de una meta que se alcanzará algún día. La iluminación consiste en el desafío constante y diario y la renovación de la determinación de desarrollarse y de influenciar positivamente la vida de quienes nos rodean. 

¿Cómo funciona la oración del Nam-myoho-renge-kyo?

Los miembros de la SGI hablan constantemente de los resultados positivos que experimentaron en sus vidas al entonar Nam-myoho-renge -kyo. Esto es difícil de comprender si no es por experiencia propia; por eso, se aclara comúnmente a los que se inician en la práctica, que no es un requisito orar durante un tiempo prolongado cada vez, sino que se les sugiere probar primero la recitación por períodos breves cada vez. La práctica de la entonación del Nam-myoho-renge-kyo fue establecida por Nichiren en el siglo XIII. Él tenía la convicción de que el Sutra del loto contenía las verdades máximas del budismo: que todos sin excepción tienen el potencial de lograr la Budeidad. La traducción al japonés del Sutra de loto es Myoho-renge-kyo. Al entonar añadiendo el prefijo “Nam”, que significa devoción al mensaje esencial del Sutra del loto, las personas activan el estado de Buda de sus vidas. El Nam- myoho-renge-kyo no es una invocación de fuerzas externas, sino la expresión de la determinación espiritual de la persona que busca sincronizar su vida con la verdad del universo. A través del hábito de la entonación, las personas manifiestas su potencial máximo.

¿Qué opinión tienen los budistas de la SGI sobre los deseos?

Los deseos son parte integral de lo que somos y de lo que aspiramos ser. Si eliminamos completamente los deseos, socavaríamos el deseo a la vida misma, tanto a nivel individual como colectivo. Las enseñanzas de Nichiren enfatizan la importancia de la transformación del deseo, en lugar de su eliminación, puesto que los apegos y los deseos  son factores que dan empuje a la búsqueda de la iluminación. Para quienes viven en un torbellino de ansias, el desafío al cambio se convierte en una parte fundamental de la práctica budista. Al mantener la fe budista, las personas dejan de albergar el deseo único de lograr un beneficio propio y empiezan a sentir anhelo por una felicidad más trascendental para el mundo entero.

¿Por qué la SGI se describe a sí misma como una organización budista laica?

La SGI no tiene un cuerpo clerical de sacerdotes ni templos, pero sí cuenta con titulares laicos y centros comunitarios. La práctica diaria es llevada a cabo por los miembros en sus hogares y en los lugares en que se reúnen en grupo para dialogar. Los integrantes de la SGI viven y trabajan como miembros de la sociedad e integran la práctica budista en todos los aspectos de su vida diaria. La Soka Gakkai y la SGI mantuvieron antiguamente una relación de afiliación con la escuela ortodoxa de la Nichiren Shoshu. Sin embargo, su convicción actual es que la manera de consolidar mejor la intención de Nichiren –de guiar a las personas a la revelación de la naturaleza de buda— es a través de las actividades de base comunitaria que se promueve como organización laica.

Para mí es difícil despejar mi mente. ¿Aún así, puedo ser budista?

Sí. El hecho de que nuestra mente esté llena de pensamientos, inclusive mientras hacemos ejercicio de la práctica budista es totalmente humano. La meta de la práctica de la SGI es fortalecer las cualidades positivas de cada persona y coadyuvarlas a crear valor. A través de la entonación del Nam-myoho-renge-kyo, desarrollamos la habilidad de concentrarnos, reflexionar y dar mayor claridad a nuestros pensamientos, lo cual nos permite encontrar el mejor camino constructivo para afrontar cualquier asunto. Nichiren declaró que era importante dominar la mente, en lugar de ser dominado por ella. La calma puede ser un beneficio de la oración, pero no es un prerrequisito, ni tampoco es la meta de la práctica. El objetivo mayor es desarrollar la vitalidad, la sabiduría y la compasión que subyacen en nuestras vidas, y aplicar dichas cualidades positivas en nuestro modo de vivir. El budismo tiene por fin que la persona triunfe en la vida y contribuya a la felicidad del prójimo, lo cual no podría lograrse sin acción o sin una mente constructiva.

▲ Arriba

Sobre el presidente de la SGI

¿Cuál es el rol de Daisaku Ikeda como presidente?

Daisaku Ikeda se dedica a escribir artículos, libros, ensayos sobre la filosofía budista de Nichiren y del Sutra del loto para alentar a los miembros de la SGI del orbe entero. El objetivo de su labor es presentar formas en que las personas puedan aplicar las verdades profundas del budismo en la realidad cotidiana. Mantiene encuentros con los miembros de la SGI y de la Soka Gakkai para compartir con ellos sus perspectivas y alentarlos en la práctica del budismo. Una característica importante de sus actividades es que pone gran énfasis en la forja de los jóvenes y en transmitir lo que él ha aprendido a lo largo de los años. Asimismo, Ikeda mantiene activamente el intercambio con personalidades de todos los continentes para compartir ideas sobre los temas globales y las formas de consolidar un mundo más pacífico.

¿Cuáles son sus principales convicciones?

Daisaku Ikeda cree en el potencial positivo de los seres humanos, y en la coexistencia pacífica y armoniosa entre las personas y con el entorno. Está convencido de que el diálogo sostenido es capaz de eliminar las brechas que nos dividen. Cree que el cambio hacia un mundo mejor comienza de la transformación interior de un individuo, es decir, de su “revolución humana”. Sus convicciones están basadas en los principios del budismo expuesto por Nichiren y en la tradición del Mahayana descrito en el Sutra del loto. Algunos de los principios son:

  • La inseparabilidad del sujeto y  su entorno
  • La unidad del cuerpo y la mente
  • La interconexión de todas las formas de vida
  • La eternidad de la vida
  • Que cada persona es responsable de su propio destino
  • El precioso valor de la diversidad y de cada individuo único
  • Que la mayor felicidad reside en trabajar por la felicidad de los demás
  •  

    ¿Cómo ha contribuido a la paz?

    Daisaku Ikeda, nacido en 1928 en Tokio, experimentó directamente los horrores de la guerra. Debido a ello, decidió que dedicaría su vida a promover la paz y a restaurar las relaciones entre la China y el Japón. Durante más de cinco décadas, ha trabajado por este cometido, fomentando, por ejemplo, la abolición de las armas nucleares, impulsando recolecciones de firmas, publicando propuestas y escribiendo una gran diversidad de obras. Durante la Guerra Fría, en especial, impulsó personalmente la diplomacia ciudadana para eliminar la tensión entre la China y la Unión Soviética. En su afán de lograr la comprensión mutua entre los pueblos del mundo, Ikeda ha dialogado con innumerables personas, fruto de lo cual se han publicado en forma de libro cincuenta de dichos intercambio. Asimismo, como presidente de la SGI, desde 1983, ha publicado anualmente propuestas para la paz que reflejan el pensamiento humanista del budismo, con el propósito de exponer formas de resolver los temas que afectan al mundo. Ikeda ha establecido varias instituciones que promueven la paz, la educación humanística y el intercambio cultural.

    ¿Por qué es considerado un maestro por los miembros de la SGI?

    Muchos miembros de la SGI ven a Daisaku Ikeda como su maestro de vida debido a su destacada comprensión del budismo y su erudición. Otra razón son sus continuos esfuerzos para ayudar a las personas a comprender mejor la filosofía budista y alentarlas a fortalecerse a través de la práctica del budismo. Ikeda mismo enfatiza que él es lo que es hoy gracias al mentor que lo guió, Josei Toda (1900-1958), el segundo presidente de la Soka Gakkai, quien también consideró que tenía un maestro de vida, Tsunesaburo Makiguchi (1871-1944), el fundador de la Soka Gakkai. La tradición de transmitir las enseñanzas del budismo de mentor a discípulo, de maestro a estudiante, ha prevalecido siempre a lo largo de la historia del budismo. El compromiso del mentor o maestro consiste principalmente en transmitir la esencia de las enseñanzas y alentar el desarrollo de su discípulo o alumno, para que algún día el aprendiz supere al orientador. Es de esta manera que el desarrollo del budismo queda asegurado. Por eso, los miembros de la SGI hablan del lazo de inseparabilidad entre maestro y discípulo en la gran empresa de difundir los principios de paz del budismo en el mundo. Más que una explicación teórica, dicha relación surge cuando ocurre una conexión de vida a vida, cuando por ejemplo un discípulo es alentado por su maestro y ésta logra enfrentar victoriosamente los desafíos que enfrenta.

    ¿Existe una lista de los libros que ha escrito?

    ¿Cuál es el rol de Daisaku Ikeda como presidente?Daisaku Ikeda se dedica a escribir artículos, libros, ensayos sobre la filosofía budista de Nichiren y del Sutra del loto para alentar a los miembros de la SGI del orbe entero. El objetivo de su labor es presentar formas en que las personas puedan aplicar las verdades profundas del budismo en la realidad cotidiana. Mantiene encuentros con los miembros de la SGI y de la Soka Gakkai para compartir con ellos sus perspectivas y alentarlos en la práctica del budismo. Una característica importante de sus actividades es que pone gran énfasis en la forja de los jóvenes y en transmitir lo que él ha aprendido a lo largo de los años. Asimismo, Ikeda mantiene activamente el intercambio con personalidades de todos los continentes para compartir ideas sobre los temas globales y las formas de consolidar un mundo más pacífico.¿Cuáles son sus principales convicciones? Daisaku Ikeda cree en el potencial positivo de los seres humanos, y en la coexistencia pacífica y armoniosa entre las personas y con el entorno. Está convencido de que el diálogo sostenido es capaz de eliminar las brechas que nos dividen. Cree que el cambio hacia un mundo mejor comienza de la transformación interior de un individuo, es decir, de su “revolución humana”. Sus convicciones están basadas en los principios del budismo expuesto por Nichiren y en la tradición del Mahayana descrito en el Sutra del loto. Algunos de los principios son: Daisaku Ikeda es autor de más de mil libros sobre una amplia gama de temas tales como el budismo, la salud, la paz y la juventud. Cincuenta de ellos reúnen los diálogos que ha mantenido con expertos de los más variados ámbitos. Muchas de sus obras han sido traducidas a otros idiomas. Elige la vida, el diálogo con el historiador británico Arnold Toynbee, ha sido el libro de mayor repercusión y ha sido traducido a veintiocho lenguas. Ver lista de los libros más destacados en inglés, en www.daisakuikeda.org/sub/books/books-by- category.html

    ▲ Arriba

    En la comunidad

    ¿Qué tipo de actividades de promoción ciudadana realiza la SGI?

    Los miembros de la SGI contribuyen activamente en sus comunidades locales basados en los ideales budistas y de la SGI, de consolidar un mundo justo, sostenible y pacífico. Por ejemplo, participan en campañas de limpieza de parques, ofrecen simposios sobre el rol de la mujer en la construcción de la paz y organizan exhibiciones para elevar la conciencia del público en una biblioteca de su localidad. Unos de los temas centrales en los esfuerzos de la SGI son el fomento de la paz, el desarme, el desarrollo sostenible y los derechos humanos. El compromiso social que mueve a los integrantes de la SGI se manifiesta también en su ámbito personal y cotidiano, y se ve reflejado en su comportamiento ante su comunidad, su familia y sus compañeros de trabajo. 

    ¿Cuál es la relación de la SGI con la ONU?

    Para la SGI, las Naciones Unidas es un organismo de suma importancia como ente coordinador de la cooperación internacional para la resolución de los problemas globales que enfrenta la humanidad. La SGI realiza diversos proyectos para difundir ampliamente el mensaje de la ONU y apoyar el Decenio Internacional de una Cultura de Paz y No Violencia para los Niños del Mundo, y el Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible. Desde 1981, en su condición de organización no gubernamental (ONG) registrada oficialmente ante la ONU, la Soka Gakkai del Japón trabaja con el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas y con la unidad de relaciones con las ONGs del ACNUR. La SGI obtuvo estatus consultivo del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas en 1983. La SGI cuenta con oficinas de enlace ante la ONU en Nueva York, Ginebra y Viena, y coopera activamente con otras ONGs afines en la promoción del desarme, los derechos humanos y la colaboración interreligiosa.

    ¿Por qué la SGI enfatiza el fortalecimiento de las personas?

    Un tema central en el budismo es las posibilidades de la transformación interior del ser humano, en cuyo proceso las personas pueden desarrollar al máximo su potencial. El budismo de Nichiren postula que únicamente cuando confrontamos los desafíos y las contradicciones de la sociedad, somos capaces de cambiar positivamente nuestras vidas y hacer de este mundo un mejor lugar. Si deseamos superar los problemas de esta centuria, junto con los esfuerzos que realizan las instituciones y los gobiernos, el cambio debe empezar en uno. Mucha gente siente  frustración y falta de esperanzas ante la sociedad, sin embargo, la SGI enfatiza que las personas tienen la capacidad de cambiar las circunstancias. Por ello, los proyectos de promoción ciudadana de la SGI se inspiran en este principio de que cada uno de nosotros puede generar grandes diferencias en nuestras propias comunidades.

    ¿Cómo coopera la SGI con otros grupos religiosos?

    Las organizaciones de la SGI de todos los continentes, ya sea en Singapur, Australia o España, promueven el diálogo y la cooperación entre religiones, sobre la base de la convicción en que debemos trabajar juntos identificando los puntos en común, para resolver los complejos temas que enfrenta la humanidad. Los miembros de la SGI participan activamente en el Parlamento Mundial de las Religiones y otros foros interreligiosos. El representante de  la Oficina de Enlace de la SGI ante la ONU presidió el comité de ONGs religiosas de la ONU de 2004 a 2007.

    ¿La SGI realiza actividades de cabildeo político?

    La SGI es una organización no gubernamental dedicada a promover la abolición nuclear, los derechos humanos y el desarrollo sostenible, a través de proyectos concretos en cooperación con otras ONGs afines y agencias de la ONU. Por su historia, la Soka Gakkai del Japón apoya al Partido Nuevo Komei, que se dedica a la implementación de políticas en aras de la paz, la protección del medio ambiente y el apoyo de los sectores más vulnerables de la sociedad. Para ver mayor información sobre la relación del Partido Nuevo Komei y la Soka Gakka, visite www.sokaissues.info/home/why-politics.html. Las organizaciones de la SGI, fuera del Japón, no realizan actividades en el ámbito político.

    ▲ Arriba

    Contacto

    ¿Cómo encontrar un centro de la SGI?

    Para localizar los centros de la SGI, por favor, visite la sección de directorio de nuestro portal. Si el centro de la localidad que usted busca no figura en la lista, eso significa que no existe una sede de la organización ahí, o que el local no está abierto a los visitantes. Para mayor información actualizada, recomendamos constatar la página electrónica de la SGI del país de su interés.

    En caso de mudanzas

    Si usted es un miembro de la SGI con planes de mudarse a otro país y desea contactarse con la organización de la SGI en el extranjero, rogamos contactarse primero con las oficinas principales de la sede nacional de la SGI de su país, antes de partir. Los encargados de las oficinas principales harán los arreglos necesarios, tales como expedir una carta de presentación y enviar su nombre e información de contacto a la organización respectiva.

    Visitas de centros o contacto con los miembros de otras localidades

    Si usted es un miembro de la SGI con planes de viajar a otro país o región y desea contactarse con la organización en su lugar de destino, rogamos contactarse primero con las oficinas principales de la sede nacional de la SGI de su país, antes de viajar. Los encargados expedirán una carta de presentación, que le servirá a manera de credencial, y le brindarán la información de contacto correspondiente con los miembros de dicha región.

    ¿Cómo obtener una copia del DVD de introducción de la SGI?

    Si usted es un miembro de la SGI, rogamos contactarse directamente con las oficinas principales de la SGI de su país. Se ruega a los interesados que no son miembros enviar un mensaje expresando las razones de su solicitud.

    ¿Cómo obtener una copia de “Una revolución silenciosa?

    Para adquirir una copia del DVD “Una revolución silenciosa”, se ruega escribir directamente a classixcommunications@yahoo.com. El documental sobre protección ambiental se distribuye gratuitamente en caso de propósitos educativos. El DVD está disponible en castellano, inglés, francés, alemán, árabe, chino, coreano y japonés.

    Sobre la revista SGI Quarterly

    La revista SGI Quarterly es una publicación editada por la SGI. La SGI es una organización sin fines de lucro, cuya sede se encuentra en Japón. Esta revista institucional constituye uno de los materiales de relaciones públicas que permite dar a conocer las actividades que la SGI realiza en el ámbito de la paz, la cultura, la sociedad y la educación. Se distribuye gratuitamente a bibliotecas, universidades y entidades afines a los esfuerzos para promover la paz. Cuenta con una versión digital en http://www.sgiquarterly.org. Se ruega a las instituciones o personas que deseen ser incluidas en nuestra lista de envío escribir una solicitud a través de http://www.sgiquart erly.org/site_feedback.html.

    ¿Cómo contactar al presidente de la SGI, Daisaku Ikeda?

    Su dirección postal es la siguiente:
    Daisaku Ikeda
    Presidente de la SGI
    SGI Headquarters
    Josei Toda Internacional Center
    15-3 Samon-cho, Shinjuku-ku
    Tokyo 160-0017
    Japan

    Se agradece colocar claramente el nombre y dirección completos del remitente. Se agradece añadir cualquier otra información relevante. A los miembros de la SGI, se agradecerá colocar los datos organizativos correspondientes.

    NOTA IMPORTANTE: El presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, no posee una dirección Email personal. La página electrónica de la SGI no se responsabiliza de hacer llegar al presidente Ikeda las cartas que se reciban en este portal. Se ruega encarecidamente a todas las personas que deseen escribir al presidente Ikeda, hacerlo vía correo postal.

    Para cualquier otra información sobre la trayectoria del presidente Ikeda, favor visitar su página oficial en http://www.daisakuikeda.org.

    ▲ Arriba