18 de Noviembre: Día de la fundación de la Soka Gakkai


Makiguchi (9º de la izq.) con miembros de la Soka Kyoiku Gakkai (Fukuoka, 1941) Makiguchi (9º de la izq.) con miembros de la Soka Kyoiku Gakkai (Fukuoka, 1941)

El 18 de noviembre de 1930, Tsunesaburo Makiguchi (1871-1944) y su discípulo Josei Toda (1900-1958) publicaron el primer libro que contenía su pensamiento educativo, El sistema pedagógico de creación de valores, al cual habían denominado la pedagogía "soka", en base al término compuesto de dos ideogramas chinos cuyas acepciones son "creación" y "valor". La fecha es recordada también como el día de la creación de la Soka Kyoiku Gakkai (Sociedad pedagógica para la creación de valores), antecesora de la Soka Gakkai. Posteriormente, Makiguchi asumió el cargo de primer presidente de la Soka Gakkai, y Josei Toda, de segundo presidente.

En medio de la Segunda Guerra Mundial, la Soka Kyoiku Gakkai planteó la necesidad de cambiar el sistema educativo del Japón, con el fin de que los niños pudiesen desarrollar su potencial creativo. El ideal de la agrupación estaba sustentado por la filosofía budista expuesta por Nichiren que asegura que toda persona posee un potencial inherente ilimitado.

Basado en sus principios humanistas, Makiguchi criticó abiertamente a las autoridades militaristas de su tiempo, las cuales trataron de ejercer un estricto control sobre opiniones contrarias a su política. Como producto de ello, en julio de 1943, Makiguchi y Toda fueron arrestados y encarcelados, acusados de criminales ideológicos. Makiguchi se negó a renunciar a sus principios y falleció en prisión el 18 de noviembre de 1944.

Cuando Josei Toda fue puesto en libertad, él decidió trabajar arduamente para promover los ideales de creación de valor de Makiguchi y difundir las enseñanzas budistas de Nichiren y la doctrina del Sutra del loto, en la cual se basaba Nichiren. Josei Toda estaba convencido de que el logro de la paz dependía de la "revolución humana" de las personas, es decir, de que cada individuo asumiera la responsabilidad de esforzarse activamente en cambiar su interior, y desarrollar su máximo potencial y una condición de vida plagada de amor compasivo y sabiduría.

A pesar de la devastadora situación de posguerra, Josei Toda logró reconstruir la Soka Gakkai como un gran movimiento ciudadano dedicado a erradicar las guerras y el sufrimiento, y a fortalecer e infundir esperanza en las personas mediante la práctica del budismo de Nichiren.

Con respecto a la misión de la Soka Gakkai, Josei Toda, declaró: "Estableceremos los cimientos de la construcción de una paz que perdure cientos y miles de años a seguir, para retribuir nuestra deuda de gratitud a Nichiren. Y consolidaremos el fundamento de la felicidad de la humanidad toda, que se prolongue por toda la eternidad".

Daisaku Ikeda, sucesor de Josei Toda, asumió el cargo de tercer presidente de la Soka Gakkai en 1960, cuando tenía treinta y dos años de edad. Bajo el liderazgo de Ikeda, el movimiento emprendió una nueva era de innovaciones y expansión, que dio lugar, posteriormente, al establecimiento de la Soka Gakkai Internacional (SGI) en 1975.

El 18 de Noviembre se ha convertido en una fecha en que cada integrante de la SGI renueva su decisión y compromiso de contribuir al bienestar de la sociedad y a la paz mundial, tal como lo hicieron los tres primeros presidentes de la Soka Gakkai. Por ello, los miembros de la SGI se esfuerzan resueltamente en aplicar en sus vidas los ideales y las enseñanzas del budismo de Nichiren e impulsan enérgicamente la paz en sus respectivas comunidades.