Sutra del loto

1260

dummy

popularidad

El Sutra del loto[© Meg Takamura / Getty Images]

El Sutra del loto está ampliamente considerado como uno de los sutras más importantes e influyentes del budismo. En él, Shakyamuni expone la verdad última de la vida a la que él se iluminó. El mensaje clave del sutra es que la Budeidad, un estado supremo de vida caracterizado de manera ilimitada por el amor compasivo, la sabiduría y el coraje, es inherente a cada persona, sin distinción de género, etnia, posición social o capacidad intelectual.

El Sutra del loto es una enseñanza que estimula al compromiso activo con la vida real y con todos sus desafíos. La Budeidad no supone una vía de escape de estos desafíos, sino una fuente inagotable de energía positiva con la que lidiar y transformar los sufrimientos y contradicciones de la vida y crear felicidad. Tal y como ha escrito el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, el Sutra del loto es, en última instancia, una enseñanza de empoderamiento. “Nos enseña que la determinación interior de un individuo puede transformarlo todo; es la máxima expresión del infinito potencial y de la dignidad inherente a cada vida humana ”.

Realidad última

Al comienzo del sutra, Shakyamuni declara a sus discípulos que el principio o “ley” al cual ha sido iluminado, es de tal profundidad que es difícil hablar sobre él y solo puede ser comprendido por la sabiduría del Buda. Es la realidad última de la vida, la ley fundamental que subyace al funcionamiento de toda vida y del universo y se expresa en todos los fenómenos. Si bien esta Ley Mística no puede explicarse fácilmente, ella es intrínseca al sutra y es por ello que, al dedicarnos al sutra y al compartirlo con otros, señala Shakyamuni, sus discípulos y futuros seguidores pueden despertar a esta ley desde el interior de sus propias vidas.

artículo relacionado El liderazgo de Daisaku Ikeda El liderazgo de Daisaku Ikeda Ikeda y Toda en 1955 [© Seikyo Shimbun] El 3 de mayo de 1960 Daisaku Ikeda asumió como tercer presidente de la Soka Gakkai a la edad de treinta y dos años. Había conocido la organización y al segundo presidente, Josei Toda, en agosto de 1947 durante una reunión de diálogo a la que había sido invitado por un amigo. Durante la confusión que siguió a la derrota de Japón en 1945, El título del sutra en sánscrito, el idioma en el que fue escrito por primera vez, es Saddharma-pundarika-sutra. Se realizaron varias traducciones al chino a partir de la versión sánscrita del sutra, entre las cuales se considera que la traducción de Kumarajiva (344-413), titulada Miao-fa-lian-hua-jing (Myoho-renge-kyo en japonés) es especialmente relevante, facilitando la difusión de la enseñanza en China y Japón.

El camino insuperable

En el siglo VI en China, la erudición del gran maestro budista T’ien-t’ai (538-597) supuso una gran contribución a la hora de afirmar la supremacía del Sutra del loto entre las enseñanzas de Shakyamuni. T'ien-t'ai tuvo la capacidad de discernir una diferencia profundamente significativa entre la primera mitad del sutra y la segunda, en la que se abre una perspectiva radicalmente nueva sobre el budismo. En ella, Shakyamuni refuta la idea de que primero había alcanzado la iluminación durante su vida en la India, revelando así de hecho que había sido un Buda desde el pasado infinitamente remoto. Esta enseñanza apunta a la verdad de que la Budeidad existe como una realidad presente y eterna en la vida de todas las personas.

Aproximadamente mil quinientos años después de la muerte de Shakyamuni, Nichiren (1222-82), un sacerdote budista japonés, cristalizó la realidad última expuesta en el Sutra del loto de un modo universalmente accesible. Definió esta realidad como Nam-myoho-renge-kyo, la ley fundamental que constituye la esencia de toda vida y de todos los fenómenos. Sus enseñanzas abrieron el camino para que todas las personas despertaran a su naturaleza de Buda. Suponen el cumplimiento de la intención del Sutra del loto, una intención análoga al deseo compasivo que habita en el corazón del budismo y que está expresado en las palabras de Shakyamuni correspondientes al capítulo 16º, recitadas diariamente por los miembros de la SGI:

Leer más: La sabiduría del Sutra del loto, por el presidente de la SGI, Daisaku Ikeda

Nota:
1.El Sutra del loto, página 230, Soka Gakkai, Tokio 2008.

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba