Linaje budista

1087

dummy

popularidad

La Soka Gakkai Internacional (SGI) es una organización budista laica que mantiene la tradición que se inicia con las enseñanzas de Shakyamuni (el buda Gautama) y heredadas y desarrolladas por Nagarjuna y Vasubandhu en la India, T'ien-t'ai y Miao-lo en China y Dengyo y Nichiren en Japón.

La tradición budista específica que abraza la SGI está basada en las escrituras del Mahayana, más concretamente, en el Sutra del loto. La práctica de la fe y las actividades que lleva a cabo la SGI en la sociedad se corresponden con el espíritu misericordioso del Sutra del loto en la época actual.

Orígenes del budismoVer: Orígenes del budismo

Shakyamuni

El fundador del budismo, Shakyamuni, nació hace alrededor de dos mil quinientos años en una familia perteneciente a la nobleza en el actual Nepal. Observó los sufrimientos de la vejez, la enfermedad y la muerte y, a pesar de ser joven y sano, comprendió que estos sufrimientos eran aspectos inevitables de la vida humana. Renunció a la vida secular y se embarcó en la búsqueda de una verdadera filosofía que pudiera esclarecer el significado de la vida a todas las personas.

Shakyamuni estudió tanto las enseñanzas tradicionales como las enseñanzas más modernas de su época sin quedar satisfecho. Practicó la meditación y contempló profundamente la causa fundamental del sufrimiento y la manera de superarlo, lo que le llevó a iluminarse a la ley eterna y universal que impregna el universo y la vida de cada ser humano. Esta ley (o dharma) a la que se iluminó Shakyamuni es la esencia del budismo.

artículo relacionado Cronología Cronología “La gran revolución humana de un solo individuo propiciará un cambio en el destino de una nación, y más aun, permitirá cambiar el destino de toda la humanidad”. [© JeanL Photography/Getty Images] Esta declaración del presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, engloba la filosofía principal de la SGI: que cada individuo posee un inmenso potencial, y en el desafío de hacerlo surgir – m Shakyamuni tomó conciencia de que las personas sufrían debido a la ignorancia sobre la dignidad de su propia vida y al egocentrismo que surgía del apego a los impulsos y al egoísmo destructivo. Enseñó que cuando uno se ilumina a la ley universal, se puede liberar del pequeño yo y manifestar un estado de vida puro. Explicó que se trataba de la cualidad más digna y esencial necesaria para llevar vidas plenamente humanas.

Dicho de otro modo, su objetivo era revitalizar a los seres humanos e iluminar la dignidad ilimitada de las vidas de las personas para que pudieran liberar el ilimitado potencial al activar su sabiduría inherente.

Shakyamuni también destacó que el hecho de ser conscientes de la dignidad de la propia vida lleva a respetar la dignidad y el valor de las vidas de los semejantes.

Tras su muerte, las enseñanzas, cuyo núcleo siempre fueron la misericordia y la sabiduría, fueron compiladas en varios sutras, que se convirtieron en la base para el establecimiento de un sistema de doctrinas y escuelas budistas.

Sutra del loto

El movimiento del budismo Mahayana - alrededor de quinientos años después de la época de Shakyamuni-, constituyó una especie de renacimiento budista durante el cual se compilaron un gran número de nuevos sutras, siendo el Sutra del loto uno de ellos.

Este canon budista describe el juramento realizado por Shakyamuni en el remoto pasado de elevar la condición de vida de todos los seres al estado que él obtuvo. Subraya que este juramento se cumplió al enseñar el Sutra del loto que reiteradamente exhorta a realizar actos imbuidos de misericordia con el fin de heredar y concretar el deseo eterno de Shakyamuni.

Sutra del loto [© Wikimedia Commons]

El Sutra del loto es una maravillosa obra literaria en forma de diálogo entre Shakyamuni y sus discípulos. Mediante estos diálogos, aprendemos que todas las personas poseen la condición de vida y la sabiduría del buda. Por un lado, aclara el camino hacia la iluminación para todas las personas y por otro, que la enseñanza del Sutra del loto representa la enseñanza esencial de todos los budas. Además, revela que en la época en la que las personas caen en el sufrimiento, la incredulidad y la preocupación, la enseñanza del Sutra del loto debe compartirse entre ellos, ya que brindará esperanza, valentía y seguridad. La obra transmite el deseo primordial de lograr una felicidad inamovible tanto para uno mismo como para los demás y revela la enseñanza esencial de Shakyamuni sobre la manera de guiar a las personas a superar la causa fundamental del sufrimiento.

artículo relacionado Inseparabilidad de maestro y discípulo Inseparabilidad de maestro y discípulo El budismo es una enseñanza que se transmite mediante la relación de maestro y discípulo. La inseparabilidad, dada por el compromiso compartido entre el mentor y el sucesor, constituye la esencia de la práctica budista. Si se olvida esta relación no se puede lograr la Budeidad, ni alcanzar la felicidad eterna. Aprendiendo de este sutra, Nagarjuna, Vasubandhu, T'ien-t'ai, Miao-lo y Dengyo se dedicaron a permitir que las personas revelaran su potencial ilimitado dentro de sus respectivos entornos culturales.

Esta escritura se ha trasmitido y ha sido abrazada durante siglos por un gran número de culturas. En la India, Nagarjuna y Vasubandhu propagaron ampliamente las ideas y enseñanzas del budismo Mahayana y del Sutra del loto. En el este de Asia, T'ien-t'ai transmitió en el siglo sexto la superioridad de este sutra sobre los diversos cánones budistas, mientras que Miao-lo de la China lo hizo durante el siglo VIII. Posteriormente, en el siglo IX, Dengyo introdujo sus enseñanzas en Japón y promovió el concepto de la iluminación de todas las personas tal como expone el Sutra del loto.

Gracias a ello, las enseñanzas del sutra y la verdadera intención de Shakyamuni se han aclarado y convertido en universales, enriqueciéndose paulatinamente.

Nichiren

Nichiren, que vivió durante una época de gran conflicto e inestabilidad en el siglo XIII en Japón, se identificaba enormemente con el sufrimiento de las personas y buscaba una manera de superarlo.

Su intención era convertirse en un verdadero discípulo de Shakyamuni, quién enseñó el budismo como una manera de concretar la verdadera felicidad y dignidad de todas los seres humanos. Mediante sus estudios de los sutras budistas y los comentarios de sus antecesores, llegó a la conclusión de que el Sutra del loto permitía la manifestación del potencial ilimitado de todos los seres impregnándose al mismo tiempo este florecimiento en toda la sociedad.

Con la firme determinación de concretar una sociedad armoniosa, Nichiren se dedicó a establecer la verdadera felicidad y dignidad para toda la humanidad. A pesar de hacer frente a la opresión y la persecución realizada por el poder que se adhería a lo que él percibía como creencias sobre el budismo equivocadas, Nichiren puso en peligro su vida para alentar y revitalizar a los seres humanos, tal y como enseña el Sutra del loto. Mediante este proceso, estableció la práctica de la recitación de Nam-myoho-renge-kyo, inscribiendo un objeto de devoción, un mandala, conocido como Gohonzon. Al mismo tiempo, estableció una práctica concreta para lograr la budeidad basada en la enseñanza esencial de dicha escritura.

El principio rector durante toda su vida fue mantener la dignidad humana como pilar espiritual de la sociedad hacia la creación de un mundo pacífico donde las personas gozaran de vidas enriquecedoras.

SGI

Este proceso requiere de un esfuerzo, que continúa desde la época de Shakyamuni, para superar la naturaleza arraigada y destructiva del egoísmo que corroe la vida humana y la sociedad. En la actualidad, los integrantes de la SGI, basados en las enseñanzas de Nichiren, han heredado esta misión. Su tarea consiste, en pocas palabras, en concretar un nuevo humanismo – la búsqueda de la felicidad tanto para uno mismo como para los semejantes- donde la confianza, la creación de valor y la armonía son claves.

artículo relacionado Tsunesaburo Makiguchi Tsunesaburo Makiguchi Tsunesaburo Makiguchi (1871-1944) fue un educador, escritor y filósofo que fundó la Soka Kyoiku Gakkai (antecesora de la Soka Gakkai) en 1930. Mediante la práctica diaria, las personas tienen la capacidad de desafiar diversos obstáculos y a través de la recitación, reflexionan profundamente sobre sí mismos y extraen esperanza, espíritu de desafío y valentía. También pueden desarrollar un sentido de valor firmemente sostenido en la humanidad y desarrollar una rica personalidad. Los budistas de la SGI denominan a este proceso de cambio como “revolución humana”.

La práctica del budismo Nichiren está enfocada en manifestar el potencial inherente y en cumplir con la responsabilidad personal al completo, sea en el hogar, en la comunidad o en el lugar de trabajo. Asimismo, trata de contribuir de forma proactiva a encontrar soluciones a diversos problemas que afectan al mundo. Los integrantes de la SGI están comprometidos con la promoción de la importancia de la paz y el ideal del respeto por la dignidad de la vida y de los derechos humanos mediante diversas actividades, entre las cuales la realización de exposiciones sobre la amenaza que representan las armas nucleares o acciones que brindan ayuda humanitaria. La organización también se dedica a aumentar la conciencia sobre los problemas medioambientales que afectan al planeta.

La SGI es una asociación dedicada a la revitalización del legado del humanismo budista, que gira en torno a la creencia en la naturaleza de buda y la acción misericordiosa para manifestar esta naturaleza. Es un legado de Shakyamuni que ha sido transmitido por Nichiren.

Percibiendo que esta es la esencia del budismo, la SGI tiene como objetivo transmitir esta tradición y espíritu en la sociedad actual y del futuro.

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba