Ikeda y Toda en 1955 [© Seikyo Shimbun]

El 3 de mayo de 1960 Daisaku Ikeda asumió como tercer presidente de la Soka Gakkai a la edad de treinta y dos años. Había conocido la organización y al segundo presidente, Josei Toda, en agosto de 1947 durante una reunión de diálogo a la que había sido invitado por un amigo.

Durante la confusión que siguió a la derrota de Japón en 1945, Ikeda buscaba seriamente una enseñanza – y, si fuera posible, un maestro - que le brindaran una dirección y guía. Por su parte, Toda, se estaba dedicando enérgicamente a compartir la convicción que había adquirido en la validez del budismo con su iluminación en la cárcel, y buscaba a alguien a quien legar el sentido de misión que él sentía en su fuero interno.

Desde su encuentro en aquella reunión, Toda e Ikeda establecieron una profunda relación, una que concuerda con la idea descrita en el budismo como inseparabilidad de maestro y discípulo. Ikeda apoyó a Toda en una amplia gama de actividades, y decidió abandonar sus estudios por el tiempo y la energía que estos le ocupaban. Así, Toda se convirtió en su tutor y le dio clases particulares antes del comienzo de cada jornada laboral y durante los fines de semana, compartiendo con él su visión de una sociedad pacífica a través de la expansión de la práctica budista y sus ideales. Ikeda habla orgullosamente de estas sesiones de estudio como la “Universidad Toda”.

Ikeda en una reunión de la División juvenil masculina de la Soka Gakkai en 1958 [© Seikyo Shimbun]

En los comienzos de las actividades de la Soka Gakkai, Toda constantemente le asignaba al joven Ikeda las tareas más difíciles, por ejemplo el apoyar a grupos locales cuyos esfuerzos de propagación estaban disminuyendo. Ikeda respondía a las expectativas de su maestro con resultados concretos que generaban un efecto transformador en la organización entera. Estas experiencias pulieron sus habilidades en brindar aliento personal, inspirando a las personas a transformar sus vidas mediante la práctica altruista.

Desde 1955, Toda comenzó a exhortar a los miembros a que se presentaran como candidatos a un cargo público, ya que, a su parecer, este tipo de acción era necesaria a la luz del compromiso del budismo Nichiren de reflejar los principios budistas, incluido el respeto a la dignidad de la vida, en la sociedad y en la política de ese momento. Además, otra motivación fue la situación que vivió la organización durante la guerra, en la que había sido brutalmente reprimida por una ideología que combinaba el fascismo militar con la veneración fanática al emperador japonés. Veía necesario que la organización se involucrase en la política para proteger la libertad de culto. Tras la campaña de las elecciones en la ciudad de Osaka en 1957, Ikeda fue acusado por las autoridades de violar la Ley electoral a través de diversos actos llevados a cabo por determinados miembros de Gakkai. Después de un largo proceso legal, fue declarado inocente de todos los cargos en enero de 1962.

Ikeda en 1956 alentando a los integrantes de la Soka Gakkai con la caligrafía “lucha valerosa” [© Seikyo Shimbun]

Tras el fallecimiento de Toda en 1958, surgió un movimiento para nombrar a Ikeda tercer presidente de la organización. Uno de los primeros pasos que tomó al convertirse en presidente fue viajar fuera del Japón, visitando en octubre de 1960 América del Norte y del Sur. Al año siguiente, viajó a Hong Kong, Sri Lanka, India, Myanmar, Tailandia y Camboya; luego viajó a Europa, Medio Oriente y Oceanía en los años siguientes. Durante esta época, la membresía fuera de Japón seguía siendo muy limitada, formada fundamentalmente por emigrantes y comerciantes japoneses. Durante sus viajes, Ikeda actuaba basado en la convicción, frecuentemente expresada por su maestro, de que los principios del budismo Nichiren son universales y pueden beneficiar a las personas de cualquier cultura y formas de ver la vida.

En 1964, Ikeda comenzó a escribir su novela publicada en forma seriada La revolución humana , que narra la lucha de Toda por reconstruir la Soka Gakkai después de salir de prisión a finales de la Segunda Guerra Mundial. Una feroz condena a la guerra y el militarismo da inicio a la novela y brinda un claro contexto de los objetivos de la organización: "No hay barbarie que se compare con la guerra. No existe nada más cruel. Y sin embargo, las guerras no acaban. Cuán desgraciadas son las personas que deben obedecer a líderes necios..." Frecuentemente Ikeda se ha referido a esta novela y a su continuación, La nueva revolución humana , como la obra de su vida.

Los numerosos escritos del presidente de la SGI han servido como una importante fuente de desarrollo de la organización. [© Seikyo Shimbun]

Bajo su liderazgo, la organización en Japón se expandió rápidamente, alcanzando una membresía de tres millones de familias en 1962 y aproximadamente siete millones y medio en 1970. Para entonces, Ikeda tenía la convicción de que el cimiento se había establecido firmemente; asimismo, también veía evidente que una organización de esa magnitud no podría funcionar separada de la sociedad en su conjunto. En un discurso pronunciado el 3 de mayo de 1970, propuso una serie de cambios para reorientar la organización y sus actividades, destacando, concretamente, la función de la religión como fuente de creatividad cultural capaz de beneficiar a la sociedad entera.

artículo relacionado Inseparabilidad de maestro y discípulo Inseparabilidad de maestro y discípulo El budismo es una enseñanza que se transmite mediante la relación de maestro y discípulo. La inseparabilidad, dada por el compromiso compartido entre el mentor y el sucesor, constituye la esencia de la práctica budista. Si se olvida esta relación no se puede lograr la Budeidad, ni alcanzar la felicidad eterna. Era lógico que los objetivos de la Soka Gakkai giraran en torno a la educación y a otros asuntos seculares dados sus orígenes como organización de educadores y el deseo de promover la filosofía del presidente Makiguchi sobre la educación para la creación de valor. En 1967, Ikeda funda la Escuela Secundaria Soka de Tokio, y seguidamente una amplia variedad de instituciones educativas aconfesionales, como la Universidad Soka en 1971 y la Universidad Soka de los Estados Unidos en 2001con la facultad de humanidades con un ciclo formativo de cuatro años.

La División juvenil de la organización impulsó un gran número de iniciativas claves para la paz en los años setenta. Entre 1974 y 1975, recogieron más de diez millones de adhesiones para el llamamiento a la abolición de la guerra y de las armas nucleares, que Ikeda presentó ante la ONU en enero de 1975.

Ikeda en Milán en 1981: desde mediados de los años setenta, la organización se ha desarrollado rápidamente en el exterior [© Seikyo Shimbun]

Asimismo, Ikeda funda la Asociación de Conciertos Min-On en 1963 y el Museo de Bellas Artes Fuji de Tokio en 1973. De esta manera, con el amplio despliegue de las actividades para la paz de los integrantes de la División juvenil en los años setenta, los tres pilares de las actividades de la organización – la paz, la cultura y la educación – adquirieron un formato concreto.

La esencia de la práctica del humanismo budista de la Soka Gakkai bajo el liderazgo de Ikeda ha girado en torno a promover el proceso de la transformación en el nivel más esencial – la revolución humana – en cada individuo, con la confianza de que tal revolución tiene el poder de transformar la sociedad de manera positiva y significativa.


Cronología

1928

2 de enero Daisaku Ikeda nace en el barrio de Ota, Tokio, en Japón en una familia de productores de algas marinas.

1947

24 de agosto Ikeda ingresa en la Soka Gakkai y abraza la fe en el budismo Nichiren.

1956

8 de julio La Soka Gakkai presenta candidatos a las elecciones nacionales por primera vez y gana tres escaños.

1957

3 de julio Arrestan a Ikeda bajo sospecha de violar la Ley electoral en Osaka.

1960

3 de mayo Ikeda asume como tercer presidente de la Soka Gakkai.

1962

25 de enero La corte del distrito de Osaka declara a Ikeda inocente de todos los cargos de violación de la Ley electoral en julio de 1957.

1962

27 de enero El Instituto de Filosofía Oriental (IOP por sus siglas en inglés) se establece en Tokio como centro de investigaciones, promotor del diálogo entre civilizaciones e interreligioso.

1963

18 de octubre Se establece la Asociación de Conciertos Min-On en Tokio, Japón, para promover el intercambio cultural.

1964

17 de noviembre Se establece el partido Komeito o “Gobierno limpio” como partido político independiente de la Soka Gakkai.

1964

2 de diciembre En Okinawa Ikeda comienza a escribir La revolución humana , la novela que narra la historia de Soka Gakkai.

1967

18 de noviembre Se establecen las Escuelas Primarias y Secundarias Soka en Kodaira, Tokio.

1971

2 de abril Se funda la Universidad Soka en Hachioji, Tokio.

1973

3 de mayo Se funda el Museo de Bellas Artes Fuji de Tokio.

1975

10 de enero La División juvenil de la Soka Gakkai presenta ante el Secretario General de la ONU diez millones de adhesiones a favor de la abolición de la guerra y las armas nucleares.

Historia del movimiento de la SGI

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba