Desarrollo internacional

711

popularidad

El 8 de septiembre de 1968 el presidente de la Soka Gakkai, Daisaku Ikeda, publicó una propuesta delineando los pasos concretos para la normalización de las relaciones diplomáticas entre China y Japón. “ La verdadera condición para la prosperidad económica, y la estabilidad política y social de Asia se encuentra en el desmantelamiento del cerco que en la actualidad los Estados Unidos, y en menor medida, la Unión Soviética, han impuesto a China. No es exagerado decir que en la resolución de la cuestión sobre China se encuentra la llave a la resolución de los diversos problemas de Asia” .

Primeros pasos en China, mayo de 1974 [© Seikyo Shimbun]

Ikeda ha sido una de las primeras personalidades importantes japonesas en hacer un llamamiento a la normalización de las relaciones diplomáticas con China. Esta acción encontró una férrea crítica en Japón, pero a la misma vez llamó la atención de aquellos, tanto en China como en Japón, que buscaban aliviar las tensiones entre ambos países, incluido el primer ministro chino Zhou Enlai. En la actualidad, se reconoce que esta declaración jugó un papel catalizador en el proceso que culminó con la restauración de los lazos diplomáticos entre los dos países en 1972.

Ikeda se sintió inspirado por su maestro, Josei Toda, quien frecuentemente había hablado sobre su convicción en la certeza de que China jugaría un papel fundamental en la historia del mundo y que la amistad entre China y Japón sería de máxima importancia.

Ikeda y el secretario de Estado de los Estados Unidos, Henry Kissinger, en Washington DC, en enero de 1975 [© Seikyo Shimbun]

En los años sucesivos a la normalización, Ikeda comenzó un tipo de “ diplomacia ciudadana” entre los rivales de la Guerra Fría, más concretamente, entre China y la Unión Soviética, quienes por momentos estuvieron al borde de un conflicto armado a gran escala. Entre 1974 y 1975, visitó China, la Unión Soviética y los Estados Unidos repetidas veces, encontrándose con el primer ministro soviético Aleksey Kosygin, el primer ministro chino Zhou Enlai, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Henry Kissinger, y otras figuras claves. Transmitiendo las preocupaciones y aspiraciones de los líderes de estos estados hostiles, además del profundo deseo por la paz que había percibido en sus encuentros con las personas comunes de cada sociedad, Ikeda se dedicó a disminuir las tensiones ayudando a establecer los cimientos del entendimiento mutuo y del diálogo.

Un movimiento global

El 26 de enero de 1975, representantes de cincuenta y un países y territorios se reunieron en la isla de Guam, donde se estableció una organización para la creciente membrecía de practicantes del budismo Nichiren en todo el mundo. Esa organización era la Soka Gakkai Internacional (SGI), cuyo presidente es Daisaku Ikeda. En su discurso dirigido a los representantes presentes, Ikeda brindó aliento para que se dedicaran a la acción altruista: “Espero que no vayan tras la alabanza o la gloria personal, sino que dediquen sus nobles vidas a sembrar por el mundo las semillas de paz de la Ley Mística”.

El presidente Ikeda con estudiantes y profesorado en la Universidad Estatal de Moscú en septiembre de 1975 [© Seikyo Shimbun]

A pesar de la firme convicción en la validez universal de la enseñanza de Nichiren, la Soka Gakkai nunca ha enviado personas a propagar el budismo a otros países. Así como el movimiento en Japón se ha ido expandiendo de forma natural cuando las personas compartieron sus convicciones y experiencias en la fe con sus amigos, familiares y conocidos, el movimiento se ha desarrollado en países de todo el mundo mediante el intercambio de persona a persona. Durante sus viajes, Ikeda siempre ha dedicado tiempo a brindar aliento a los miembros que se encontraban en los países que ha visitado. Los practicantes establecidos localmente asumieron la responsabilidad de lo que llegarían a ser las organizaciones nacionales de la SGI. Este proceso se describe en la novela de Ikeda publicada en serie y que aún continúa escribiendo, La nueva revolución humana .

artículo relacionado El liderazgo de Daisaku Ikeda El liderazgo de Daisaku Ikeda El 3 de mayo de 1960 Daisaku Ikeda asumió como tercer presidente de la Soka Gakkai a la edad de treinta y dos años. En la actualidad, la membrecía de la SGI alcanza alrededor de doce millones de personas en más de ciento noventa países y territorios y noventa y tres organizaciones que la constituyen. Cada organización local desarrolla actividades de manera independiente mientras toma en consideración las costumbres y el contexto cultural de su propia sociedad, sin embargo todas tienen como base común lo que la Carta Orgánica de la SGI, adoptada en 1995, describe como “el propósito y misión fundamental de contribuir a la paz, la cultura y la educación basados en la filosofía y en los ideales del budismo Nichiren”. Los propósitos y principios enumerados en la Carta Orgánica de la SGI incluyen proteger los derechos humanos fundamentales, proteger la naturaleza y el medio ambiente, fomentar los intercambios locales y el diálogo interreligioso, el compromiso con lo social y contribuir a la sociedad como ciudadanos responsables.

Un nuevo comienzo

El desarrollo internacional de la Soka Gakkai como movimiento dinámico y comprometido socialmente y liderado principalmente por creyentes laicos colocó al clero de la Nichiren Shoshu – a la que la Soka Gakkai había estado afiliada desde los comienzos – en medio de dos opciones: podía seguir comprometida con las costumbres institucionales establecidas hacía siglos, aferrándose firmemente a la tradición que sostenía la autoridad de los sacerdotes sobre los creyentes laicos en Japón, o bien, podía optar por abrazar ampliamente la visión de la paz global mediante la transformación interior que expuso Nichiren.

artículo relacionado Actividades para la paz de la SGI Actividades para la paz de la SGI Las actividades de la SGI en pos de la abolición nuclear se remontan a 1957 cuando, en un momento crucial de la Guerra Fría, el segundo presidente de la Soka Gakkai, Josei Toda, hizo un llamamiento público a la abolición absoluta de las armas nucleares ante cincuenta mil jóvenes durante un encuentro en Yokohama, Japón. A lo largo de los años tras el establecimiento de la SGI, el clero de la Nichiren Shoshu osciló entre estas dos posturas, pero finalmente, bajo el liderazgo de Nikken Abe, el 67 sumo prelado del grupo, se decantó por una postura autoritaria siendo aún más rigurosos con la Soka Gakkai. El 28 de noviembre de 1991, Nikken unilateralmente excomulgó a alrededor de doce millones de creyentes en todo el mundo – un acto sin precedentes en la historia del budismo. Los integrantes de la Soka Gakkai en la actualidad conmemoran este evento como un importante punto de inflexión en bien de la liberación del autoritarismo religioso.

Tal como afirmó la profesora Jane Hurst de la Universidad Gallaudet de Washington: “no debería sorprendernos que un clero japonés culturalmente conservador y establecido sobre principios jerárquicos, formalismos y de costumbres tradicionales entrara en conflicto con un movimiento laico global construido sobre los principios de la igualdad, la fe activa y la adaptación racional al mundo moderno”.

Una reunión de diálogo de la SGI en San Francisco, Estados Unidos [Kingmond Young]

Tras la separación del clero, la SGI se ha comprometido con el proceso para revaluar el papel de la religión frente a estas tensiones, buscando una interpretación moderna y humanística del budismo destacando su identidad como organización laica mejor equipada para comunicar los ideales budistas a un mayor número de personas. Ha desplegado un mayor número de actividades para entablar diálogos interreligiosos y entre distintas culturas, además de haber promovido un amplio abanico de actividades educativas dirigidas a la sociedad sobre asuntos globales fundamentales como la paz, el desarme y el desarrollo sostenible.

 

Cronología

1968

8 de septiembre El presidente de la Soka Gakkai, hace una propuesta en público para la normalización de las relaciones diplomáticas entre Japón y China en un encuentro de la División de Estudiantes en Tokio. Las relaciones se normalizan el 29 de septiembre de 1972.

1974

30 de mayo Ikeda visita China por primera vez.

8 de septiembre Ikeda vista la Unión Soviética por primera vez, encontrándose con Aleksey Kosygin.

5 de diciembre Ikeda se encuentra con el primer ministro Zhou Enlai en China.

1975

13 de enero Ikeda se reúne con el secretario de Estado de los Estados Unidos, Henry Kissinger en Washington DC.

26 de eneroLa Soka Gakkai Internacional se establece en Guam e Ikeda asume como primer presidente.

1979

24 de abrilObligan a Ikeda a dimitir como presidente de la Soka Gakkai después de una disputa con el clero de la Nichiren Shoshu, convirtiéndose en presidente honorario. Sigue siendo presidente de la SGI. Hiroshi Hojo asume como cuarto presidente de la Soka Gakkai.

1981

Abril La Soka Gakkai se registra como una ONG en la Agencia de la ONU para los refugiados.

18 de julio Einosuke Akiya asume como quinto presidente de la Soka Gakkai.

20 de diciembre La Soka Gakkai se registra como una ONG del Departamento de Información Pública de la ONU

1983

12 de mayo La SGI se registra como una ONG del Consejo Económico y Social de la ONU.

1991

Enero Ikeda presenta un llamamiento de emergencia al presidente Saddam Hussein para que retire las tropas de Kuwait tras la invasión de Iraq en 1990, conjuntamente con el escritor soviético Chingiz Aitmatov y el director general de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza entre otros.

28 de noviembre Nichiren Shoshu excomulga a toda la membresía de la SGI.

1995

16 de octubre Se adopta la Carta Orgánica de la SGI.

Historia del movimiento de la SGI

─── otros artículos ───

Nuestro mensaje

arriba